Contabilizan a personas sin hogar a Mil 200 personas; 700 de las cuales son del condado de SD, participaron en la tarea

Les preguntaron qué circunstancia los lleva a vivir en las calles de San Diego. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- Como en años anteriores y buscando actualizar las cifras de personas que deambulan por las calles de San Diego al carecer de una vivienda, the Regional Homeless Task Force inició su conteo anual de dicha población en el condado.

El año pasado se contabilizaban 8,576 desamparados en el condado.

- Advertisement -

Desde las  las 4 a.m. del 25 de enero, Dinna Morris y Cecilia Wind y otros 38 voluntarios se reunieron en el Centro Comunitario LGBT en Hillcrest, listos para comenzar su tarea de madrugada: contar a las personas sin hogar.

Morris y Wind y otras 1,200 personas, más de 700 de los cuales son empleados del Condado, recorrieron las calles, playas y valles de la región para el recuento anual de personas sin hogar en el Condado de San Diego.

El conteo de personas sin hogar estuvo encabezado por el Grupo de trabajo regional sobre personas sin hogar y proporciona una instantánea de un día de las personas que viven en las calles o en refugios a corto plazo. Los resultados se utilizan para solicitar fondos federales y estatales para ayudar a las personas sin hogar y encontrar soluciones sobre cómo servir mejor a esta población vulnerable.

En el Centro, el grupo de voluntarios se dividió en equipos y se dirigió a caminar por las calles y callejones de Hillcrest, Old Town, Mission Hills y University Heights.

¿Qué los llevó a vivir en las calles?

Durante cuatro horas, caminaron y manejaron, despertando a las personas sin hogar para hacerles algunas preguntas para comprender mejor qué les llevó a vivir en las calles.

Así fue como llegaron a encontrar a personas como Willow, de 43 años, que aceptaron con entusiasmo responder la breve lista de preguntas.

“Ustedes son las personas de las que nos advirtieron”, dijo Willow riéndose y refiriéndose al hecho de que las personas sin hogar fueron notificadas con anticipación que los voluntarios estarían recorriendo las calles para llevar a cabo el conteo de personas sin hogar.

Los casos concretos

Willow, quien estaba durmiendo en la acera en Harvey Milk Street, dijo que se quedó sin hogar hace cinco años después de haber dejado una relación abusiva.

Ella dijo que tiene algunas discapacidades físicas y algunos trastornos de salud mental que le impiden trabajar o mantener un hogar estable. Por su participación en la encuesta, Willow recibió un par de calcetines y una tarjeta de regalo de $ 10 para Starbucks.

Antes de Willow, los contadores se encontraron con Tucker, de 56 años, que estaba durmiendo fuera del Centro. Él ha estado durmiendo en las calles durante los últimos 10 días y es la segunda vez que ha estado sin hogar en los últimos dos años. Tucker también recibió un par de calcetines y $ 10 para McDonald’s.