¡La peor pérdida! del Mercado Bursátil de EU, en muchos años; pero se esperaba, que pasada la incertidumbre, se recupere

Se esperaba que tras la tormenta, regrese la calma al mercado accionario de Wall Street. Foto-Cortesía: mac4ever.com

NEW YORK.- Son dos versiones diferentes, pero con los mismos resultados y consecuencias.

El mercado bursátil (La Bolsa o Mercado Accionario) de Wall Street, Nueva York,  resintió la peor pérdida desde el 2008, cuando el país fue impactado por la recesión económica y aún para muchos expertos en economía, comparable a la crisis de 1929.

- Advertisement -

Desde luego que este desplome de la bolsa neoyorkina se reflejó con una sacudida en las bolsas asiáticas y el resto del mundo.

De acuerdo con la agencia noticiosa la Agencia Francesa (AFP), “después de haber transitado su peor semana, todavía el lunes 24 de diciembre volvió a tambalearse en un mercado sacudido por la agitación en Washington, atribuido –por muchas fuentes- al impacto económico negativo y la incertidumbre causado por el anuncio del cierre del gobierno federal.

Lo cierto es que el Dow Jones,  uno de los principales indicadores económicos, perdería 2.91%, “registrando la peor caída de su historia en una víspera de Navidad, y el Nasdaq –otro indicador clave- cedió 2.21%”.

“Las razones del nerviosismo”

No obstante, en una nota informativa de la citada AFP,  firmada por la periodista Juliette Michelle, y que se encabeza: “Las razones del nerviosismo del mercado” , se agrega que “los mercados bursátiles  se desmoronaron en diciembre, en medio de controversiales declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump y creciente preocupación por el futuro de la economía mundial.

Entre los factores que se citan como causas más probables que habrían provocado el desplome bursátil se citan en la nota informativa: 1) Interferencia política, argumentando que “una y otra vez Trump ha criticado a la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos por su política de crecientes tasas de interés. (De hecho) antes de la reunión de la Fed, de la semana pasada, (el mandatario) dijo en tono enérgico que la entidad no debería elevar nuevamente las tasas”.

“Rompió con una tradición”

Se indica, incluso, en la nota informativa mencionada que “estos comentarios de Trump rompieron con la tradición de sus predecesores de evitar comentarios sobre la Fed para de esa forma no comprometer la independencia de la entidad”.

Pero, como se esperaba, se agrega, “la Fed optó por subir nuevamente las tasas (de interés) la semana pasada y ofreció apenas sutiles indicaciones de que los futuros aumentos serán más espaciados”.

¿Efecto contrario?

Cita, en este sentido, que “para algunos comentaristas, al (Presidente estadounidense), el tiro le salió por la culata, porque tal vez la Fed subió las tasas para demostrar que no se deja influir por la política”.

Y es que tras la determinación del nuevo incremento en las tasas de interés, se especuló –en notas y artículos periodísticos y noticieros de televisión y radio- que el Jefe del Ejecutivo destituiría al Presidente de la Fed, Jerome Powell.