La granada: una fruta llena de sabor y nutrientes

La granada es una palabra que en primera instancia trae a la mente la famosa ciudad de España o el arma explosiva usada en enfrentamientos bélicos. Pero la granada, también es una fruta de temporada, de un exquisito sabor agridulce que puede comerse sola o en varios platillos, ensaladas, yogur o jugo.

Noviembre es el Mes Nacional de la Granada y expertos en varios campos de la Universidad de California te dicen como disfrutar de esta deliciosa y nutritiva fruta que, si aún no la has probado, una vez que toque tu paladar, no podrás dejar de comerla.

- Advertisement -

Es cierto que debido a ser una fruta compuesta por cientos de semillas recubiertas por una pulpa gelatinosa y sujeta por una membrana blanca dentro de una áspera cáscara, resulta a veces un poco difícil de comer.

Se requiere de un poco de paciencia y destreza para despegar las semillas de sus membranas. Algunos prefieren comerlas una por una, mientras que otros se inclinan por despegarlas todas y disfrutar de ellas a puñados. Cualquiera que sea tu preferencia, los expertos en nutrición de la Universidad de California (UC) te recuerdan que las granadas son una buena fuente de potasio, ácido fólico, cobre, fibra y antioxidantes. También se le atribuyen efectos anti inflamatorios y otros beneficios para la salud.

“Asegúrate de usar un delantal para evitar que tu ropa se manche”, recomienda Nicole Collins, especialista del Wellness Program, para empleados de UC. “Empieza por cortar alrededor del perímetro de la granada, luego ábrela con las manos. Sostén la granada hacia abajo sobre un tazón y usa una cuchara para pegarle suavemente en la parte trasera para desprender las semillas”.

La granada fue objeto de un estudio en el 2010 por parte de un grupo de investigadores de UC Riverside, el cual identificó ciertos componentes en el jugo de esta fruta que inhiben el movimiento de células cancerosas y debilitan su atracción hacia una señal química que promueve la metástasis del cáncer de próstata a los huesos. Para leer el artículo completo  https://newsroom.ucr.edu/2512.

Otro dato importante es que un 90 a 95 por ciento de las granadas que se consumen actualmente pertenecen a la variedad conocida como Wonderful y un 95 por ciento de ellas son cultivadas en California. Sin embargo existen 760 variedades de esta fruta originaria del Medio Oriente, especialmente de Persia, que fue introducida al continente americano por los primeros misioneros españoles.

Con el fin de que en un futuro los consumidores de granadas puedan tener más de una opción en el supermercado, el estudiante de doctorado, John Chater, de la Universidad de California en Riverside, se dedica al estudio de 12 variedades diferentes de granada para evaluar su capacidad para establecerse, su precocidad (floración y producción de frutos) y la utilidad que representa para los cultivadores.

Chater cuenta que tenía dos años cuando su abuelo, quien era aficionado al cultivo de esta fruta, le ofreció una granada por primera vez.

“Esa fue mi primera experiencia, que recuerde, con las granadas y fue algo que me metió en problemas”, mencionó Chater. “Estaba tan deliciosa que no me di cuenta que me iba a manchar”.

Collins recomienda que al comprar granadas elijas las más voluminosas, redondas y pesadas para su tamaño. Una granada puede durar hasta un mes si se guarda en un área fría y seca o hasta dos en el refrigerador.