Aumento al mínimo, destaca entre las nuevas leyes que regirán en California a partir del nuevo año, 2019

Empleados de restaurantes de comida rápida, respaldados por uniones locales, reiteraron este año su demanda de un aumento de $15 por hora, lo que el gobierno de California ha convenido hasta el 2022. Foto-Cortesía: Jessica Córdova-CPI.

SAN DIEGO.- Los trabajadores de California que laboran en empresas de 25 o menos empleados deben recibir un incremento en su salario, de 10.50 a 11 dólares por hora, y para las unidades de producción con más de 25 empleados, tendría que ser de 11 a 12 dólares.

Como antecedente, vale recordar que en la primavera del 2016, el gobernador saliente, Jerry Brown, aprobó con su firma la iniciativa de ley SB3 enviada por la legislatura estatal, y argumentó entonces que lo hacía “para que tengamos una sociedad más justa y armoniosa y como una medida moral con la que los padres de familia pueden cuidar más satisfactoriamente a sus hijos”.

- Advertisement -

El acuerdo, empujado por los legisladores y sindicatos de California, arrancaría en enero del 2017, con el primer aumento –de $10 a 10.50 por hora y así, en forma escalonada, durante los siguientes años, para que en el 2022 se alcance el pago de $15 por hora a los trabajadores.

No obstante, para sectores que representan liderazgos laborales esta medida pareciera rezagada frente a la realidad de la constante perdida del poder adquisitivo en los salarios y la inflación (aumento de precio en las mercancías y servicios).

Baste recordar que desde la primera semana de abril del 2014, el entonces regidor de San Diego y ahora Asambleísta Estatal, Todd Gloria, se manifestaba en contra de lo que él calificó como bajos salarios y propuso una iniciativa con los siguientes incrementos escalonados por año:

$11.09 para julio del 2015; $12.09 en julio del 2016 y $13.09 para julio del 2017.

Posturas similares fueron expresadas por organizaciones como El Centro de Iniciativas Políticas (Center on Policy Initiatives, CPI), que indicó en un reporte que “una sola persona viviendo con un presupuesto, necesita hacer un salario por hora de $13.09 para vivir en San Diego”.

La propuesta, como es sabido, sin embargo, no fue aceptada y entre otras cosas se argumentó entonces que se tenía que pensar mejor para que la misma se pudiera incluir en la boleta electoral.

Posteriormente, tres investigadores de San Diego State University, entre ellos Joseph Sarabia, Profesor de Economía y Centro de Estudios de Política y Economía de la Salud, comparecerían ante el Comité Legislativo, indicarían que el aumento en las tasas de salario mínimo no conduce a una mayor pobreza, pero sí a precios más elevados  y pérdidas “sustanciales” de empleos.

Incluso, Jerry Sanders, ex alcalde de San Diego, actual Presidente de la Cámara Regional de Comercio, consideró que un aumento salarial que no tomara en cuenta el impacto que esta medida tendría sobre los costos de producción de las empresas, sería contraproducente y se podría reflejar en mayor desempleo.

Por su parte, la Tesorería Municipal de San Diego anticipó que a partir del próximo 1 de enero, el salario mínimo aumentará de 11.50 a 12.00 dólares la hora, en cumplimiento al Reglamento de Salario Mínimo h la Ordenanza Municipal “que se aplicará sin excepciones”.

La dependencia precisó asimismo “que los empleados (municipales) continuarán obteniendo licencia por enfermedad y pueden utilizarla para su propia atención médica de un miembro de la familia.

Otras leyes laborales

Otras leyes laborales que entrarán en vigor  a partir del 1 de enero del 2019, son las siguientes:

AB 1066: Horas extras de trabajadores agrícolas: Bajo la AB 1066, los trabajadores agrícolas recibirán un pago de horas extras en sus salarios. Esta regulación comenzada aumentará lentamente los salarios por horas extra para los empleados agrícolas durante un período de cuatro años. Esta regulación comenzará el 1 de enero de 2019 para los empresarios que contratan a más de 25 empleados.

SB 946: Vendedores ambulantes: La ley, aprobada este año, protege la actividad de los vendedores ambulantes en el estado y les permite vender en las calles. Sin embargo, bajo esta medida, las autoridades locales tendrán la facultad de establecer regulaciones a esta actividad basados en aspectos de salud, seguridad y bienestar público.

AB 2770: Protección contra demandas en casos de denuncias de acoso: Esta nueva ley protege a las personas víctimas de acoso sexual y los empleadores de ser demandados por difamación por parte del presunto acosador en los casos de una queja de acoso sexual y mientras el empleador lleva a cabo su investigación interna.

SB 820: Acuerdos de confidencialidad: Esta medida prohíbe los acuerdos de confidencialidad en casos de acoso sexual, agresión y discriminación que se firmen a partir del 1 de enero de 2019, a menos que el reclamante solicite la inclusión de dicha disposición.

SB 1300: Renuncia a reclamaciones legales: Prohíbe a los empleadores forzar a los nuevos empleados o aquellos que buscan aumentos a renunciar a su derecho a presentar reclamaciones legales. Sin embargo, los empleados aún podrían renunciar a esos derechos como parte de un acuerdo, como en casos de paquetes de indemnización.

AB 1976: La lactancia materna en el trabajo: Exige que los empleadores realicen esfuerzos razonables para proporcionar una habitación o un lugar para la lactancia que no sea un baño.