Sorpresa y dudas deja testimonio verbal del ex abogado del presidente Trump, pero este último lo niega

Michael Cohen a su arribo a la Corte. Foto-Cortesía: The Times of Israel.

WASHINGTON, D.C.- Para quienes creen que el futuro del presidente Donald Trump camina sobre una delgada cuerda de la cual se podría reventar, como le ocurrió hace 50 años a Richard Nixon, tras el acusador testimonio rendido por su ex abogado Michael Cohen, tendrían que considerar dos factores:

Hasta ahora lo que se hizo hoy público son los comentarios de Cohen, no así las evidencias o pruebas que deben acompañar los testimonios, y hasta qué grado coinciden o no estas supuestas revelaciones con la investigación que lleva a cabo el Fiscal Robert Mueller III.

- Advertisement -

Cohen, quien calificó al presidente Trump de ser “un racista, un estafador” y “mentiroso”, tiene ahora que probar su dicho y en eso el Fiscal Mueller jugaría un papel clave.

El ex abogado, quien ha sido condenado a cumplir tres años de prisión, bajo la acusación de obstrucción de la justicia y mentir al Congreso, entre otros cargos.

Salta de nuevo, Wikileaks

Pero este miércoles en su testimonio ante el Comité pareció tratar de corregir su propia plana: «Estoy aquí para decirle al pueblo estadounidense lo que sé del presidente. Lamento el día en el que dije ‘sí’ a Trump. Me da vergüenza haber colaborado con él», sostuvo.

Respecto a las supuestas negociaciones con altos funcionarios rusos, afirmó que el prelsidente Donald Trump fue el encargado, durante su campaña electoral, de dirigir las negociaciones de un proyecto inmobiliario en Moscú, pese que el entonces candidato republican siempre ha negado haber tenido interés en invertir en aquel país.

En lo que pareció la apertura de la puerta a una evidencia más sólida en contra del jefe de la Casa Blanca, Cohen se refirió a supuestos correos electronicos que la organización Wikileaks habría publicado de mensajes atribuidos a la ex candidata Demócrata, Hillary Clinton y sobre los que dijo estarian ahora en poder del Fiscal Especial Robert Mueller.

Señaló en este sentido haber escuchado una llamada telefónica que el presidente Donald Trump sostenía con su confidente Roger Stone, donde este último le habría contado que mantuvo comunicación (telefónica) con Julian Assange, fundador de Wikileaks y que este ultimo le habría adelantado que publicaría ‘un volcado de mails’ que compremetían a la candidata Clinton.

No obstante, Wikileaks emitió un comunicado de prensa negando estas afirmaciones.

“Creo que dijo la verdad”: Cumminngs

El presidente de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes (Oversight and Government Reform), Elijah Cummings, dijo que cree que Michael Cohen, y según su testimonio, «parece» que el presidente Trump cometió un delito.

«Creo que dijo la verdad», dijo Cummings a los periodistas después del final de la audiencia.

Luego, un periodista preguntó: «¿Cree que el presidente cometió un delito mientras estaba en el cargo?»

«Basándose en lo que sucedió: mirar el texto y escuchar al Sr. Cohen, parece que lo hizo», dijo Cummings.

Cummings no describió los pasos específicos que él y el comité tomarían a continuación, pero dijo que deben ser «efectivos y eficientes en todo lo que hacemos».

«Recuperar la civilidad»

«Una de las cosas que tenemos que hacer es recuperar la civilidad. Esa es una de las cosas que estaba tratando de hacer allí», dijo Cummings. «Dos, tenemos que asegurarnos de que obtengamos información. Cuando tenemos una rama ejecutiva que no coopera, básicamente, que no quiere que obtengamos información y luego nos dicen a todos por cierto, quieren suprimirlos a todos. Yo ¿Cómo hacer que un gobierno sea responsable?

Cummings también dijo que el testimonio de hoy marcó un «día importante» en la historia de Estados Unidos y la oportunidad de «volver al centro».

 

«Creo que hoy fue un día muy importante. Le digo a mi personal que dentro de 200 años la gente leerá sobre este momento», dijo a los periodistas. «Tenemos una situación en la que nos hemos alejado tan lejos de lo normal en nuestro país.

Tenemos que volver al centro. Y creo que hoy fue, al menos, una oportunidad para hacerlo».

Vale decir que con anticipación apareció publicado en El Latino San Diego, la siguiente nota relacionada al caso:

Tiembla la Casa Blanca

Un Gran Jurado presentó el 25 de enero cargos por Consejero Especial del Presidente Donald Trump, Roger Stone.

Los cargos son en seguimiento en torno a la investigación que sobre una presunta implicación del Presidente Trump con funcionarios del gobierno Ruso, lleva a cabo el Abogado Especial Robert Mueller, según las cuales Stone habría solicitado correos electrónicos robados por ‘hackers’ de WikiLeaks.

De acuerdo con la prestigiada cadena de noticias CNN News, dichos correos tendrían la intención de “de dañar a los opositores de Trump bajo la dirección de un funcionario de Campaña de Trump”.

Pero el matutino reconocido mundialmente, New York Times, un medio que junto a CNN ha sido mencionado por el Presidente Trump por presentar ‘Fakenews’ y fantasías, publica en su edición de hoy un sugerente ‘organigrama’ lineal según el cual ‘la conexión rusa”se iniciaría con los ‘hackers’ rusos que habrían robado los correos a líderes del Partido Demócrata, destaca “los miles de correos ‘hackeados’ durante la campaña presidencial del 2016 por WikiLeaks, teniendo como personaje central a su fundador, Julian Asange.

En los correos ‘hackeados ‘ a WikiLeaks se argumentaría, según el sugerente organigrama, que durante la campaña del Presidente Trump, Asange habría mantenido comunicación, horizontal, con dos altos funcionarios del gobierno: El mencionado Roger Stone y Donald Trump Jr., el hijo del Presidente, quien es representado en el centro del organigrama.

Los tres aparecen con comunicación directa y paralela, mientras a ‘los Hackers’ se les presenta en una comunicación lineal-vertical (de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba) en el citado ‘organigrama”, pero se sugiere que el fundador de WikiLeaks, Julian Asange, se habría comunicado “directamente” con los dos funcionarios de la Administración Trump.

También implican a Banon

El último en el ‘organigrama’ es Sthepen K. Banon, ex estratega político del Presidente Trump y quien renunció a su cargo a principios del año pasado, en medio de diferencias personales con el Ejecutivo federal. A Banon, se le asocia en el esquema, manteniendo interrelaciones de comunicación con el Presidente Trump, Stone y Asange, un personaje este último que no había sido vinculado al caso.

Recuerdos de la renuncia de Nixon

A continuación el esquema publicado en el New York Times, y aunque los textos están escritos en inglés), las flechas indican con toda claridad las supuestas relaciones lineales (de arriba hacia abajo verticales), horizontales (paralelas o en el mismo nivel) y las interacciones en diversos sentidos que se habría dado en esta presunta red de conspiración, que el gobierno califica dentro de las llamadas ‘fakenews’ pero que analistas políticos han comparado con el famoso caso de ‘Watergate”, que causó la obligada renuncia el 8 de agosto de 1974 del ex presidente Republicano, Richard Nixon y su equipo.

Fuente: New York Times.

Pero el presidente Donald

Trump lo niega y revira:

“Michael Cohen fue uno de los muchos abogados que me representaron (desafortunadamente). También tenía otros clientes. Acaba de ser expulsado por la Corte Suprema del Estado por mentiras y fraude. Hizo cosas malas sin relación con Trump. Él está mintiendo para reducir su tiempo de prisión. ¡Usando el abogado de Crooked!”, escribió hoy en su cuenta de Twitter durante su visita a Hanoi, Vietnam.