Aumentó el consumo de tabaco entre los jóvenes

Las estadísticas muestran que entre 2017-2018 los números se incrementaron significativamente

Aproximadamente 4.9 millones de estudiantes de escuela secundaria superior y media eran consumidores corrientes (que habían consumido en los últimos 30 días) de algún tipo de producto de tabaco en el 2018; lo cual representa un aumento de los 3.6 millones que lo eran en el 2017. Este aumento —impulsado por un rápido incremento en el uso de cigarrillos electrónicos— deshizo el progreso que se había logrado en la reducción del consumo de productos de tabaco entre los jóvenes, según la nueva edición del informe Signos Vitales publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

- Advertisement -

Con la excepción de los cigarrillos electrónicos, no se hallaron cambios en cuanto al uso o consumo de otros productos de tabaco, incluídos los cigarrillos. El resultado es que hubo un aumento neto en el consumo general de productos de tabaco durante el 2017-2018. En el 2018 hubo 1.5 millones más de jóvenes que usaban cigarrillos electrónicos que en el 2017, y aquellos que los usaban, lo hacían con mayor frecuencia, según se informó previamente, en noviembre del 2018. El uso frecuente (durante más de 20 días en los últimos 30 días) de cigarrillos electrónicos aumentó del 20 % en el 2017 al 28 % en el 2018 entre los estudiantes de escuela secundaria superior que eran usuarios corrientes.

Más de 1 de cada 4 (27.1 %) estudiantes de escuela secundaria superior y aproximadamente 1 de cada 14 (7.2 %) de secundaria media eran usuarios corrientes de productos de tabaco en el 2018. Por quinto año consecutivo, los cigarrillos electrónicos fueron el producto de tabaco de mayor uso o consumo (20.8 %) entre los estudiantes de escuela secundaria superior, seguidos de los cigarrillos (8.1 %), los cigarros (7.6 %), el tabaco sin humo (5.9 %), los narguiles (4.1 %) y el tabaco para pipa (1.1 %). Entre los estudiantes de escuela secundaria media, los cigarrillos electrónicos fueron también el producto de tabaco de mayor uso o consumo (4.9 %), seguidos de los cigarrillos (1.8 %), el tabaco sin humo (1.8 %), los cigarros (1.6 %), los narguiles (1.2 %) y el tabaco para pipa (0.3 %).

Muchos usuarios jóvenes de productos de tabaco también usan o consumen varios productos. Entre los consumidores corrientes de tabaco, aproximadamente 2 de cada 5 (1.68 millones) estudiantes de escuela secundaria superior y 1 de cada 3 (270 000) de secundaria media usaron o consumieron dos o más productos de tabaco en el 2018. La combinación más común tanto entre los estudiantes de escuela secundaria superior como entre los de secundaria media fue la de cigarrillos electrónicos y cigarrillos regulares.

Otros hallazgos clave:

• Entre los estudiantes de escuela secundaria superior en el 2018, el 32.4 % de los de raza blanca no hispanos reportaron consumir algún producto de tabaco, así como el 21.7 % de los hispanos, el 18.4 % de los de otra raza no hispanos y el 17.4 % de los de raza negra no hispanos.

• Entre los estudiantes de escuela secundaria media en el 2018, el 9.5 % de los hispanos reportaron consumir algún producto de tabaco, así como el 6.8 % de los de raza negra no hispanos, el 6.6 % de los de raza blanca no hispanos y el 3.8 % de los de otras razas no hispanos.

• Por sexo, en el 2018, el uso de algún producto de tabaco, dos o más productos de tabaco, cigarrillos electrónicos, cigarrillos, cigarros, tabaco sin humo y tabaco para pipa fue más alto entre los estudiantes de escuela secundaria superior de sexo masculino que entre los de sexo femenino.

• Por raza o grupo étnico, en el 2018, los cigarrillos electrónicos fueron el producto de mayor consumo entre todos los grupos raciales o étnicos, excepto el de estudiantes de secundaria superior de raza negra, entre quienes los cigarros fueron el producto más reportado.

Este informe de Signos Vitales se basa en datos de la Encuesta Nacional del Tabaco entre los Jóvenes, 2011-2018, analizados por los CDC, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI). Esta encuesta anual evalúa el uso o consumo corriente de cigarrillos, cigarros, tabaco sin humo, cigarrillos electrónicos, narguiles, tabaco para pipa y bidis entre una muestra representativa a nivel nacional de estudiantes de escuela secundaria superior y media.

¿Por qué son estos hallazgos una preocupación significativa para la salud pública?

• El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedades y muertes prevenibles en los Estados Unidos, y casi todo el consumo de tabaco comienza en la adolescencia.

• El humo del cigarrillo contiene más de 7000 sustancias químicas, de las cuales aproximadamente 70 pueden causar cáncer.

• Casi todos los productos de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, contienen nicotina.

• El director general de Servicios de Salud de los Estados Unidos concluyó que la exposición a la nicotina durante la adolescencia puede dañar el cerebro que todavía se está desarrollando, y que se sigue desarrollando hasta aproximadamente los 25 años de edad.

• La exposición a la nicotina durante la adolescencia afecta la capacidad de aprender, la memoria y la atención, y prepara el cerebro para la adicción.

• Los síntomas de la adicción a la nicotina son mayores en las personas que usan o consumen múltiples productos de tabaco, en comparación con las que usan o consumen un solo tipo.

• Los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos podrían tener más probabilidades de pasar a fumar cigarrillos regulares más adelante.

¿Qué más se puede hacer?

La regulación de la fabricación, distribución y mercadeo de los productos de tabaco, en combinación con la implementación de estrategias poblacionales de eficacia comprobada, puede reducir la iniciación y el consumo de tabaco entre los jóvenes. Estas estrategias incluyen:

• Aumentar el precio de los productos de tabaco.

• Proteger a las personas de la exposición al humo de segunda mano y al aerosol de los cigarrillos electrónicos.

• Mantener campañas impactantes en los medios en las que se advierta sobre los peligros del consumo de productos de tabaco.

• Restringir el acceso de los jóvenes a los productos de tabaco, incluso aumentar la edad mínima para la compra a 21 años y prohibir la venta de productos de tabaco saborizados.

Para leer todo el informe de Signos Vitales, visite: www.cdc.gov/vitalsigns/

Para obtener más información sobre cómo prevenir que los jóvenes consuman productos de tabaco, visite www.BeTobaccoFree.gov