¡Terminaría pesadilla!, para estudiantes que, por diversas causas, no podrán continuar con su Instrucción Escolar

Dos jóvenes sandieguinas quienes se beneficiaron del programa de San Diego Workforce Partnership, CONNECt2Careers City of San Diego. Foto-Cortesía.

SAN DIEGO.- De acuerdo con los datos más conservadores se estima que la deuda de préstamos estudiantiles se encuentra en el orden $1.5 billones.

Sin embargo, la pesadilla que viven estudiantes y padres de familia que no cuentan para pagar estos préstamos y la angustia de los escolares que por razones familiares (como problemas de desintegración familiar en el hogar), no pueden mantener una beca, orilla a que muchos de ellos deserten o no se inscriban en el ciclo escolar.

- Advertisement -

Esto podría cambiar, no obstante, en el caso de los estudiantes que por alguna razón no pueden acceder a la educación superior o tienen la posibilidad de desarrollar una carrera intermedio o técnica. Esta oportunidad se les abriría también a los trabajadores en general, aunque no hubiesen tenido estudios.

El nuevo proyecto de SDWP

Así lo plantea un nuevo proyecto de San Diego Workforce Partnership (SDWP), que intenta apoyar a estos estudiantes sin que tuvieran que recurrir a los préstamos estudiantiles, y a que los trabajadores pudieran acceder a carreras técnicas intermedias, que los capacitan para lograr un empleo calificado.

“Francamente, tenemos una escasez de talento en nuestra región”, dijo Andy Hall, director de operaciones de SDWP.

Se llama a un acuerdo de reparto de ingresos, y el concepto pronto podría usarse en San Diego para conseguir que más personas tengan empleos de tecnología.

“Francamente, tenemos una escasez de talento en nuestra región”, dijo Andy Hall, director de operaciones de San Diego Workforce Partnership.

Para población de bajos ingresos

“Al mismo tiempo, creo que tenemos una brecha de oportunidades muy grande para muchas personas en vecindarios de bajos ingresos, muchas personas de color, que no tienen el mismo acceso a oportunidades desde el principio para acceder a algunos de estos trabajos. ”

A partir de julio, la sociedad planea pagar por 100 San Diegans para obtener certificados en programación Java, diseño web, análisis de datos e inteligencia comercial a través de UC San Diego Extension.

Después del programa de nueve meses, los estudiantes pagarían del 3 al 5 por ciento de sus ingresos durante un número determinado de años, y eso sólo si ganan más de $ 45,000 al año cuando terminan con su capacitación.

“Si la educación no funciona para mí y termino sin salarios o salarios bajos porque no tengo trabajo o hay una recesión, termino pagando cero”, dijo Hall.

“Si la educación me va muy bien”,  agregó, “termino pagando mucho más. Así que está vinculando el costo de la educación para el estudiante con el valor”.

De acuerdo con la estimación del proyecto, cerca de 180,000 estudiantes no tendrán que pagar préstamos de la compañía de educación superior con fines de lucro.

El proyecto en concreto

Se informó que el plan arrancaría a partir de julio de este año, pues SDWP planea cubrir el costo de la instrucción y entrenamiento de 100 sandieguinos quienes obtendrían certificados en las carreras técnicas especializadas en Programación Java, Diseño Web, y Análisis de Datos e Inteligencia comercial, que se ofrecería a través de la Extensión de University California San Diego (UCSD).

Pero se aclara que, después de que se hubiese terminado la instrucción-capacitación de las personas, programado para llevarse a cabo en 9 meses, los estudiantes pagarían del 3 al 5 por ciento de sus ingresos durante un número determinado de años.

Esta obligación se aplicaría; sin embargo,  se indicó, únicamente si perciben más de $45,000 al año al término de su capacitación.

Con antecedentes penales o mal crédito

El reembolso está limitado al 106 por ciento del costo de la capacitación, aproximadamente lo que pagaría después del interés por un préstamo estudiantil federal, dijo Hall. “Si los términos representan un costo menor que el del entrenamiento, está bien”, agregó.

A diferencia de los préstamos privados, San Diego Workforce  Partnership también mantiene el fondo abierto a los estudiantes con antecedentes penales o mal crédito.

“Realmente estamos buscando personas que puedan tener alguna competencia técnica y siempre hayan estado interesadas en la tecnología, pero debido a las circunstancias de la vida y el financiamiento, tal vez nunca adopte esa trayectoria tradicional de la escuela secundaria, a una universidad de cuatro años, o una carrera técnica”, concluyó.

El programa estaría regulado por el Departamento de Supervisión de Negocios de California. Hall dijo que los estudiantes están más protegidos porque su riesgo está agrupado. En lugar de tratar con los benefactores uno a uno, los estudiantes recibirán ayuda de un fondo con múltiples donantes.

SDWP ha recaudado más de un millón de dólares y espera tener $5 millones para el verano.