Pasa a Guerra Política, la Guerra Comercial entre EU y China

Con diplomacia pero haciendo prevalecer sus intereses económicos, se han desarrollado las pláticas entre el presidente Donald Trump y el mandatario chino, Xi Jinping. Foto-Cortesía: apertura.com

Le llamaron ‘el gigante dormido’ pero hoy está más despierto que nunca y aunque ocupa el segundo lugar, a nivel mundial, en  crecimiento económico, después de Estados Unidos, representa una amenaza latente,  que en cualquier momento pudiera desplazar al país de las barras y las estrellas.

Con más de mil millones de habitantes y protegido por la histórica Muralla, China, sin embargo, se ha abierto al mundo e inunda el comercio mundial, especialmente los países occidentales, con productos considerados como ‘chatarra’, pero que son adquiridos por los consumidores a los que poco les importa su calidad, y prefieren demandar cantidad y precios bajos.

- Advertisement -

Aunque, como es sabido, desde los últimos meses del año pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, castigó a los productos chinos mediante aranceles, este ‘castigo’ no parece, al menos hasta ahora, afectar al gigante asiático.

No obstante, de acuerdo con los expertos en Economía, antes de esta medida, en 2018 se produjo “un enfriamiento del consumo y la inversión” que llevó al gigante amarillo a crecer en apenas 6.5% en el tercer trimestre (julio-septiembre), la menor tasa de la última década.

De hecho, posiblemente presionada por la política  comercial del presidente Trump hacia China, su legislatura anuncio una nueva ley sobre inversiones extranjeras, que –de aprobarse, algo muy probable por la premura con el que se envió el proyecto de ley- quitaría candados a las empresas extranjeras que podrán hacer transferencias de tecnología a sus socios chinos y regiría una mayor igualdad entre las compañías locales e internacionales, lo que había sido una exigencia de directivos de empresas occidentales en el país.

Ahora será la Asamblea Popular China, que monopoliza el partido único, Partido Comunista Chino (PCC), quien someterá a votación este proyecto de apertura a la inversión extranjera, en su sesión plenaria de 10 días y que arranca el próximo 5 de marzo.

“Ninguno saldrá ganando”

No obstante, la Organización de las Naciones Unidas consideró que ninguno de los protagonistas de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, saldrá ganando de este enfrentamiento y sugirió que ‘el ganón’ podría ser la Unión Europea (UN), que podría llevarse a su bolsillo cerca de $70 mil millones.

El año pasado, Washington y Beijing impusieron aranceles a más de $ 360 mil millones en comercio de doble vía, después de que Trump inició la guerra comercial debido a quejas sobre prácticas comerciales desleales.

Los dos países elogiaron el “progreso” en las conversaciones celebradas en Washington la semana pasada para evitar una escalada del conflicto.

Pero si no se llega a un acuerdo antes del 1 de marzo, las tasas arancelarias (de impuestos a los productos chinos, por los Estados Unidos)  rondarán los $200 mil millones en productos chinos, pasarían del 10%, en que ahora se encuentra al 25%, anunciado desde mediados del año pasado por el presidente Trump.

Se disputan posición dominante

Vale recordar que desde principios de diciembre, en el que los presidentes de China, Xi Jinping y Estados Unidos, Donald Trump, acordaron  en la Cumbre de los G-20fectuada en Buenos Aires,  Argentina, una prórroga de 90 días, a la anunciada aplicación del 25%, y la más reciente, realizada el lunes 31 de enero en Washington, D.C. ambos mandatarios anticiparon una supuesta ‘tregua’ en la guerra comercial, lo cual hizo preguntarse a expertos financieros, si se cumpliría, por los intereses encontrados que han caracterizado a ambas naciones y su posición del liderazgo mundial en el planeta.

Pero la lectura entre líneas o ‘pareciera ser en este caso más cercana a la realidad, y baste recoger publicaciones de diarios que dieron cuenta de que la reunión se dio, de acuerdo con la agencia noticiosas AFP, “en un clima de tensión alimentado por imputaciones contra el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei y su ejecutiva Meng Wanzhou, hija de uno de los fundadores de la empresa.

Y más significativa aún es la advertencia publicada por la agencia según la cual “en esas conversaciones se disputan la posición dominante en las futuras industrias de la alta tecnología, según el representante de Estados Unidos, Robert Lighthizer, que encabeza a los negociadores estadounidenses, (papel que desempeñó también con éxito, por cierto, en las negociaciones con los  gobiernos de Canadá y México, en el acuerdo USMCA (Acuerdo Estados Unidos, México, Canadá).

Los contenedores chinos abastecen de mercancías a la mayor parte de los países del mundo. Foto-Cortesía: Europa Press.