La septicemia, respuesta del cuerpo a una infección

La septicemia es causada por la respuesta abrumadora y potencialmente mortal del cuerpo a una infección y requiere una intervención rápida. Comienza fuera del hospital en casi el 80 % de los pacientes. De acuerdo con un nuevo informe de Signos Vitales publicado por los Centros de Enfermedades, cerca de 7 de cada 10 pacientes con septicemia habían utilizado recientemente servicios de atención médica o tenían enfermedades crónicas que requieren cuidados médicos frecuentes. Esto representa oportunidades para que los proveedores de atención médica prevengan, identifiquen y traten la septicemia mucho antes de que pueda causar enfermedades potencialmente mortales, o la muerte.

Ciertas personas con una infección tienen más probabilidades de presentar septicemia, incluidas las de 65 años o más, los bebés menores de 1 año, las personas que tienen el sistema inmunológico debilitado y las que tienen afecciones crónicas (como la diabetes). Aunque es mucho menos común, incluso los niños y los adultos sanos pueden presentar septicemia por una infección, especialmente cuando no se identifica temprano. Los signos y síntomas de la septicemia incluyen escalofríos, fiebre o sensación de mucho frío; dolores o molestias extremos; piel pegajosa o sudorosa; confusión o desorientación; dificultad para respirar y frecuencia cardiaca alta.

- Advertisement -

¿Qué es la septicemia?

La septicemia es la respuesta extrema del cuerpo a una infección. Es potencialmente mortal, y sin tratamiento a tiempo, puede rápidamente causar daños en los tejidos, insuficiencia orgánica y la muerte.

La septicemia ocurre cuando una infección que usted ya tiene —en la piel, los pulmones, las vías urinarias o en alguna otra parte— provoca una reacción en cadena por todo el cuerpo.

¿Estoy en riesgo?

Cualquier persona puede contraer una infección y casi cualquier infección puede causar septicemia. Las personas con afecciones crónicas, como diabetes, enfermedad pulmonar, cáncer y enfermedad de los riñones, están en mayor riesgo de tener infecciones que pueden causar septicemia. La septicemia también ocurre con más frecuencia en:

• Adultos de 65 años o más

• Personas con el sistema inmunitario debilitado

• Niños menores de un año

Entre los microbios identificados con más frecuencia como causantes de infecciones que pueden provocar septicemia están: Staphylococcus aureus (estafilococo), Escherichia coli (E. coli) y algunos tipos de Streptococcus (estreptococo).

¿Cómo le puedo ganar

a la septicemia?

1. Hable con el médico o enfermero sobre las medidas que puede tomar para prevenir infecciones. Algunas medidas incluyen controlar bien las afecciones crónicas y ponerse las vacunas recomendadas.

2. Practique buena higiene, como lavarse las manos y mantener limpios los cortes y los rasguños, y cubrirlos con vendas hasta que sanen.

3. Conozca los síntomas de la septicemia.

4. ACTÚE RÁPIDO. Obtenga atención médica INMEDIATAMENTE si sospecha que hay septicemia o tiene una infección que no mejora o que empeora.

¿Cuáles son

los síntomas?

Los síntomas de la septicemia pueden incluir cualquiera de los siguientes o una combinación de ellos:

• CONFUSIÓN O DESORIENTACIÓN

• FIEBRE, ESCALOFRÍOS O SENSACIÓN DE MUCHO FRÍO

• DIFICULTAD PARA RESPIRAR

• DOLORES O MOLESTIAS EXTREMOS

• ALTA FRECUENCIA CARDIACA

• PIEL PEGAJOSA O SUDOROSA