¡Votó a favor del Juicio Político a Trump!, pero ahora tendrá que pasar la Garita más difícil: La republicana

Las cifras de la votación anoche en el pleno de la Cámara de Representantes. Foto-Cortesía: Brak-News,10News – ABC San Diego KGTV

WASHINGTON, D.C.- Por 228 votos a favor y 191 en contra, la Cámara de Representantes lideradas por Nancy Pelosi, votó a favor de que se abra un juicio político al presidente Donald Trump.Sin embargo, aún falta que pase la garita del Senado, de mayoría republicana..Dentro de los votos de mayor controversia, destacan los 6 Representantes republicanos, que no votaron, los 3 demócratas que votaron en contra y uno más que se abstuvo de votar.Lo relevante es que este proceso se produce en vísperas de las elecciones presidenciales del 2020 en el que el presidente Trump buscará ser reelegido.

ANTECEDENTES

- Advertisement -

La historia política de Estados Unidos muestra que además del actual presidente Donald Trump, sólo dos mandatarios lo han enfrentado a ‘Impeachment’ o Juicio Político: Andrew Johnson (en 1868) y Bill Clinton, en 1998, 138 años después.

La renuncia del ex presidente Richard Nixon, en marzo de 1974 evitó, sin embargo, que enfrentara el Juicio Político o ‘Impeachment’.

Pero varios especialistas consideran, en cambio, que sólo en el caso del republicano Richard Nixon, quien se vio obligado a renunciar tras el escándalo de espionaje político a las oficinas del Partido Demócrata, podría compararse al juicio que enfrenta Trump, con el agravante de que este caso involucra a un extranjero, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky.

El documento acusatorio

Un documento que suman 300 páginas, incluye el testimonio de testigos considerados clave y en el que se concluye que el presidente Trump, y varios de sus colaboradores más cercanos, pusieron en peligro la seguridad nacional, mediante una campaña de presión al mandatario de Ucrania para que investigara al hijo del precandidato Demócrata –y líder en la contienda presidencial- Joe Biden, mientras retenía $400 millones que el Congreso había aprobado para aquel país.

No obstante, el presidente Donald Trump continúa negando y minimizando las acusaciones en su contra y señala que “es un teatro electoral creado por los Demócratas” buscando que pierda las elecciones”.

“Nadler acaba de decir que «presioné a Ucrania para interferir en nuestras elecciones de 2020». Ridículo, y él sabe que eso no es cierto. Tanto el Presidente como el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania dijeron, muchas veces, que «NO HABÍA PRESIÓN». Nadler y los demócratas lo saben, ¡pero se niegan a reconocerlo!”, escribió el presidente Trump en sus más recientes mensajes escritos en su cuenta de twitter la mañana del martes 17 de noviembre, en alusión al Representante Democrata por el Distrito 10 de New York, Jerrold Lewis Nadler.

Lo minimiza

«Ellos (los demócratas) no tienen nada. Todo esto es una broma, y es hora de exonerar al presidente. La Cámara no tiene evidencia de ningún delito impecable. No hay nada allí, y ni siquiera acusaron un crimen”, escribió asimismo Trump menospreciando el caso que ha subido, no obstante, en fuerza, desde septiembre de este año.

Otro hecho que convierte en singular el caso es que ocurre en medio del proceso electoral (las elecciones primarias y generales por la presidencia) que tendrán lugar durante la primavera y en el otoño del 2020, lo que no ocurrió en los de Johnson, Nixon o Clinton.

Historia de los tres casos

La historia confirma que el juicio político al Demócrata Andrew Johnson, ocurrido poco después del asesinato de Abraham Lincoln, fue tipificado en la categoría de “altos crímenes y delitos menores”, con 11 cargos en su contra, entre los que destacó el haber despedido al Secretario de Guerra, Edwin Stanton, pese a haber sido ratificado por el Senado y uso indebido del poder. Al final, sin embargo, sería exonerado.

Bill Clinton, por su parte, fue sometido a Juicio Político por haber sostenido, en el desempeño de sus funciones,” relaciones inapropiadas” con la ex becaria de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky y su ex empleada (cuando fue gobernador de Arkansas), Paula Jones, quien además lo demando.

Clinton, tras poco mas de 20 días de juicio, sería igualmente exonerado por el Congreso.

La suerte de Richard Nixon, por su parte, quedó sellada al renunciar al cargo tras el escándalo de Watergate, presionado por las evidencias de corrupción en el proceso electoral, bajo los cargos de obstrucción de la justicia, abuso de poder y desacato al Congreso” sin tener que llegar así al Juicio Político o Impeachment.

Donald Trump está ahora en el banquillo de los acusados, pero falta que la petición de Juicio Político pase la aduana del Senado. Foto-Cortesía. BBC.com