Tres grandes maneras de motivar a los niños para que se muevan más

Los niños y los papás de los niños necesitan tener movimiento físico constante.

Hacer actividad física regular ayuda a los niños a alcanzar los hitos del desarrollo y promueve el bienestar mental y físico. Sin embargo, la formación de este hábito saludable funciona mejor cuando se empieza temprano. Para motivar a sus hijos a moverse más, considere las siguientes ideas:

– Salir de excursión: Al menos parte del tiempo, asegúrese de seleccionar salidas activas. De esta manera, la actividad física se convertirá en una parte natural del estilo de vida de su familia. Por ejemplo, ir a patinar o a escalar en lugar de ir al cine. Si va de picnic, camine o vaya en bicicleta al lugar del picnic y lleve consigo frisbees, pelotas y otros juguetes y juegos que mantengan a la gente en movimiento.

- Advertisement -

– Ponte los zapatos de baile: Es fácil hacer que los niños se muevan y se diviertan con juegos de baile divertidos. Especialmente aquellos que incorporan tecnología innovadora e interactiva como el nuevo VTech Kidi Star Dance. Usando bandas activadas por movimiento, los niños pueden aprender 20 movimientos de baile paso a paso siguiendo al instructor de baile animado. Una vez que los niños aprenden los movimientos, pueden juntarlos y bailar con la música incluida. Las luces que cambian de color parpadean en la música para hacer que los niños se sientan como una estrella. Juega a cuatro juegos de movimiento o crea música a través del movimiento tocando 14 efectos diferentes, incluyendo tambores y sonidos mágicos de hadas. Dale la segunda banda a un amigo y desafíalo a un juego o a una competencia de baile. Conecta tu propio reproductor de MP3 o carga canciones con una tarjeta microSD para añadir más música y que los niños nunca se aburran.

– Dé paseos nocturnos: En lugar de ir directamente al sofá por las tardes, haga un ritual de dar un pequeño paseo primero. Esta es una gran oportunidad para charlar, tomar un poco de aire fresco e incluso promover un mejor sueño. Es posible que los niños no puedan viajar demasiado lejos al principio, así que comience con una breve caminata alrededor de la cuadra. A medida que empiezan a desarrollar resistencia, extiéndala un poco más o considere convertir el ritual en una carrera amistosa.

La actividad física no sólo es buena para ti, sino que también es muy divertida. Al incorporar juegos y actividades en las tardes y fines de semana, los padres pueden desempeñar un papel activo para motivar a sus hijos a moverse más.