La prevención del cáncer empieza en la niñez

Usted puede reducir el riesgo de que sus hijos tengan cáncer en el futuro al hacer que les pongan la vacuna contra el VPH y al ayudarlos a que tomen decisiones saludables.

Vacune a sus hijos contra el VPH

- Advertisement -

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus común que se transmite de persona a persona durante las relaciones sexuales. Puede causar el cáncer de cuello uterino, así como otros tipos de cáncer. Algunos cánceres de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe (cánceres en la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas) también son causados por el VPH.

La vacuna contra el VPH protege contra los tipos del VPH que con más frecuencia causan cáncer. Tanto los niños como las niñas deben empezar y terminar de recibir la serie de la vacuna contra el VPH entre los 11 y 12 años. Las adolescentes y mujeres jóvenes de hasta 26 años, así como los varones adolescentes y hombres jóvenes de hasta 21 años que no han empezado o completado la serie deben recibir las dosis de la vacuna lo antes posible. La vacuna contra el VPH se puede administrar desde los 9 años de edad.

Hable con sus hijos sobre los cigarrillos

Casi 9 de cada 10 personas que fuman cigarrillos los probaron por primera vez antes de los 18 años y el 98 % lo hizo antes de los 26. En el 2018, más de 1 de cada 4 estudiantes de escuela secundaria superior y aproximadamente 1 de cada 14 de secundaria media habían consumido un producto de tabaco en los últimos 30 días. Explíqueles a sus hijos por qué usted no quiere que fumen.

“Todo el mundo fumaba. Era lo que estaba de moda” dice Sharon, quién se fumó el primer cigarrillo a los 13 años y recibió el diagnóstico de cáncer de garganta a los 37.

“La presión de los grupos de amigos, por eso fue que empecé a fumar. Mi nieta tiene 12 años”, agrega Sharon. Ella teme que su nieta también comience a fumar. “Ni siquiera empieces, porque no hace falta fumar mucho para quedar enganchado”, advierte Sharon.

El humo de los cigarrillos de otras personas (humo de segunda mano) puede causar graves problemas de salud en los niños y los adultos, incluso cáncer de pulmón en adultos que nunca han fumado. No exponga a sus hijos al humo de segunda mano. Para obtener ayuda para dejar de fumar, visite espanol.smokefree.gov.