Garita de cobro, entre 5 y 15 dólares la tarifa de Otay II

Comenzaron las últimas obras de conexión de la Carretera Estatal 11 con el terreno de lo que será la garita de Otay Mesa II. Foto José Antonio Avilés

SAN DIEGO.- En Estados Unidos avanza el plan para contar con una nueva garita entre San Diego y Tijuana.

En territorio estadounidense arrancaron  las últimas obras de conexión de la Carretera Estatal 11 con el terreno de lo que será la futura garita de Otay Mesa II.

- Advertisement -

“En cuanto tengamos la ruta (terminada) en un año y medio o dos años debemos tener el financiamiento alineado para empezar lo que es el puerto de entrada”, declaró Mario Orso, director de Proyectos Fronterizos del Departamento de Transporte de California, Caltrans por sus siglas en inglés.

En los últimos años se han invertido 482 millones de dólares en ajustes  carreteros, adquisición de propiedades y derechos de vía para el próximo puerto de entrada que comprenderá 40 hectáreas, es decir el doble de tamaño de las garitas de San Ysidro y Otay.

El nuevo puerto de entrada será de cuota y desde antes de su apertura ya se analizan las tarifas.

“Mira hemos visto cantidades para vehículos (particulares) entre 5 y 15 dólares dependiendo las horas pico y en camión sería más pero estamos en los estudios”, recalcó Orso.

CONTRASTE MEXICANO

En la frontera mexicana hay un contraste porque a pesar de que el proyecto  gana terreno en San Diego,  en Tijuana apenas es un proyecto de planeación del gobierno federal.

“Están en el proceso de la licitación para contratar la empresa que va a venir hacer la adquisición de los predios”, informó Alfonso Padrés Pesqueira, secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Baja California.

Por su parte, el gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, expresó su aval al desarrollo del cruce internacional “Otay Este”, proyecto de paso turístico y comercial que dará mejor calidad de vida a cinco millones de residentes de ambos lados de la frontera, principalmente de la región sur de California y de Baja California.

Bonilla Valdez, reunido con autoridades norteamericanas y mexicanas a invitación de la Asociación de Gobiernos de San Diego, (SANDAG), dijo que en la actualidad, la aduana de Otay, es la segunda con más operaciones a nivel nacional con más de tres mil 500 operaciones diarias, por lo que el cruce fronterizo “Otay Este” va a  aligerar el tráfico en la zona y le va a dar competitividad, se trata de un proyecto tan importante para Baja California como para California

Durante la reunión informó que este proyecto en México se encuentra suspendido, aun cuando a través de Banobras se informó que existe un respaldo de un fondo de infraestructura por 800 millones de pesos desde hace tres años, principalmente para la compra de terrenos que se requieren para desarrollarlo del lado mexicano.

COORDINACIÓN CON NUEVO GOBIERNO

El próximo mandatario, Bonilla Valdez, ante la mesa de integrantes e invitados de SANDAG, hizo suyo el compromiso de impulsar y detonar este proyecto transfronterizo designando como coordinador del proyecto a Mario Escobedo Carignan, propuesto titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo, y a la Arquitecto Karen Postlethwaite, propuesta titular de Desarrollo Urbano del próximo gobierno estatal, quien se hará cargo de la parte técnica

Por su parte, Mario Escobedo dijo que este proyecto va a ahorrar horas hombre en las demoras del cruce fronterizo 7 billones de dólares al año, es un proyecto que va a ser de cuota, tanto de Estados Unidos como del lado mexicano, esa cuota se va a mover dependiendo la demora.

Aunque no hay un tiempo oficial de apertura, el nuevo puerto de entrada podría iniciar operaciones en menos de cinco años.

“Nuestra idea es 2023 o 2024  ya estar cortando el listón de apertura”, finalizó el director de Proyectos Fronterizos de Caltrans.