Menos cruces comerciales; impacto negativo a la economía genera cierre de carriles a transporte de carga, advierte OMCC

Los tres mil cruces comerciales diarios que en promedio se realizaban de Tijuana a San Diego se redujeron un treinta por ciento. Foto José Antonio Avilés.

SAN DIEGO.- Novecientos camiones de carga dejaron de ingresar cada día a Estados Unidos por el cierre de un par de carriles de la garita comercial de Otay Mesa en San Diego.

Los tres míl cruces comerciales diarios que en promedio se realizaban de Tijuana a San Diego se redujeron hasta un treinta por ciento, así lo informó Alejandra Mier y Terán, directora general de la Cámara de Comercio de Otay en San Diego (Otay Mesa Chamber of Commerce, OMCC).

- Advertisement -

“Si los viajes finalmente no llegan a su destino, muchos de los compradores multan a las empresas entonces eso le va a afectar al agente aduanal que le cobran y ese agente aduanal le va a cobrar a la empresa y al final le puede afectar al consumidor”, informó Mier y Terán.

Los tiempos de espera también se duplicaron porque algunos choferes tienen que esperar en México hasta seis horas para poder ingresar a territorio estadounidense, algunos cargados con productos electrónicos, médicos, piezas aeroespaciales y automotrices, así como productos perecederos.

CHOFERES PERJUDICADOS

“Los transportistas también pagamos las consecuencias porque estamos aquí varias horas sin comer y tenemos que entregar los productos y nos presionan los jefes, pero uno les explica que esto está muy lento y se molestan con nosotros”, dijo Reynaldo Solís, trailero que transportaba cientos de televisiones para entregarlos en un almacén comercial en National City.

“Yo creo que a ellos (los choferes) les pega más duro porque a ellos les pagan por cuantos viajes pueden hacer por día”, consideró la directora general de la Cámara de Comercio de Otay en San Diego.

COMUNICADO DE CBP

Funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos informaron a la comunidad comercial sobre un cambio temporal en las operaciones en las instalaciones comerciales de Otay Mesa. Desde el lunes 1 de abril, la instalación comercial de Otay Mesa opera con ocho de los diez carriles de camiones para la inspección y el procesamiento de importaciones y medios de transporte desde México.

CBP enfrenta una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes a lo largo de la frontera suroeste y para combatir este aumento, 750 oficiales de CBP de todo el país fueron desplegados en áreas que están siendo severamente afectadas, informó el comunicado oficial de la dependencia de seguridad nacional.

La reducción indefinida de las rutas de procesamiento en las instalaciones comerciales de Otay Mesa se debe a este despliegue. “Como tal, no se podrán extender las horas de operación afectando nuestra capacidad para proporcionar servicios después de nuestros horarios de cierre regulares”, señaló el oficio de CBP.

La dependencia aseguró que continuará la postura de cumplimiento para proteger a la nación de todas las amenazas. A medida que se desarrollen los eventos, CBP continuará comunicándose con los socios y usuarios de puertos para mantener a la comunidad al tanto de cualquier cambio en las operaciones o servicios en los puertos de entrada.

SIN TIEMPO DEFINIDO

El argumento oficial para el cierre parcial de la garita , fue que se destinaron casi un millar de agentes para reforzar la seguridad de la frontera sur, pero a pesar de eso no se extenderán los horarios de operación de la aduana comercial. Por ello, la representante de la Cámara de Comercio concluyó su postura: “Y no tienen de otra solo nos dicen que están esperando indicaciones de Washington pero hasta ahorita será por tiempo indefinido”, fianlizó Alejandra Mier y Terán.