Habilitan antigua Corte para recibir a los solicitantes de Asilo Político en San Diego

Solicitantes de asilo hacen fila para recibir los servicios en el albergue temporal. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- Mientras el presidente Donald Trump ha amenazado con el cierre parcial de la frontera con México, debido a que no ha impedido el paso de las caravanas migrantes provenientes de Centroamérica, en lo que fue una antigua Corte se ha acondicionado para recibir y apoyar a los solicitantes de asilo político.

Niños, mujeres y hombres provenientes de diferentes países centroamericanos han cruzado la frontera, tras un largo –y no pocas veces penoso y peligroso- peregrinar en  busca de mejores condiciones de vida.

- Advertisement -

“Hoy mismo, recorrimos el refugio temporal que el Condado creó para manejar la afluencia de solicitantes de asilo en los Estados Unidos”, afirmó Greg Cox, Supervisor del Distrito 1 del Condado de San Diego.

“Protegen la salud pública”

“Estamos muy agradecidos a San Diego Rapid Response Network, el Servicio de Familia Judía de San Diego, La Maestra y las clínicas de salud de San Ysidro, nuestro propio Condado enfermeras de salud pública y los muchos voluntarios que ayudan a mantener el refugio funcionando y protegen nuestra salud pública”, escribió en su cuenta de Facebook el funcionario público.

Y concluyó: “La Red de Respuesta Rápida de San Diego ha ayudado a más de 11,000 personas que han sido liberadas en nuestra comunidad. Eso es 11,000 personas que podrían haberse agregado a nuestra población sin hogar que ya es sustancial. Tenemos la suerte de tener este refugio allí”.

Antiguo Palacio de Justicia Familiar

De hecho, el  antiguo palacio de justicia familiar de San Diego es ahora el nuevo hogar para familias migrantes que buscan refugio en los Estados Unidos.

Como es sabido, la Junta de Supervisores de San Diego votó, en forma mayoritaria, para  hacer posible que la organización del Servicio de Familia Judía de San Diego haga las adecuaciones necesarias para ofrecer asistencia a los solicitantes de asilo político, liberados de la custodia por los autoridades migratorias, en el refugio temporal, por lo que la misma efectuó las renovaciones y comenzó a operar a principios de marzo de este año.

Antecedente

Vale recordar que la Junta de Supervisores del Condado de San Diego votó en proporción de 5 votos a 1 (con el Supervisor Jim Desmond como único voto en contra), de que se destine $1 millón para ese fin.

Para Nathan Fletcher, uno de los dos nuevos supervisores que tomara posesión del cargo este año, el albergue ofrece condiciones de cálida recepción para los migrantes alojados, aunque una portavoz dijo que la mayoría no dura mucho tiempo en el mismo y opta por irse a vivir con familiares y amigos.

En conferencia de prensa en la que participaron Michael Hopkins, CEO de Jewish Family Service y los supervisores Greg Cox y Nathan Fletcher, se destacó el espíritu solidario de los sandieguinos para apoyar a estos inmigrantes.

Vale recordar, no obstante, que el 25 de enero de este año, afirmó entonces Alliance San Diego “el gobierno de Trump tomó el paso sin precedentes y posiblemente ilegal de introducir protocolos para expulsar a ciertos solicitantes de asilo y obligarlos a esperar en México hasta su fecha de corte, que podría ser un año más tarde, para presentar su caso en los estados unidos.

El nuevo llamado Protocolo de Protección al Migrante (MPP) se está implementando primero en el Puerto de Entrada de San Ysidro con la intención de desplegarlo en otros cruces fronterizos en toda la región sur de la frontera. Esto tendrá implicaciones para las comunidades a través de la frontera sur”.

En contraste, Alicia Ramírez, una trabajadora para La Red de Respuesta Rápida de San Diego, que labora en el nuevo albergue, dijo:  “Me da mucho gusto ayudar a la gente y pues es algo que yo les puedo ayudar porque soy bilingüe y les puedo asistirles; es un trabajo muy bello”.