Triunfa Green Book se lleva el Premio del Público en la 43 edición del TIFF canadiense

Green Book fue la gran triunfadora de la edición 43 del Festival Internacional de Cine de Toronto. Foto: imdb.com.

SAN DIEGO.- La película Green Book del director estadounidense Peter Farrelly fue la gran triunfadora de la edición 43 del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).La cinta se basa en la vida real de Tony Lip, un estadounidense de ascendencia italiana que durante años trabajó como guardia de seguridad en el club Copacabana de Nueva York y que en 1962 se convirtió en el chófer del destacado pianista negro Don Shirley, durante su gira por el sur de Estados Unidos.

Es una película de comedia dramática estadounidense cuyo guión fue escrito por Nick Vallelonga, quien es el hijo de Tony Lip, así como por Brian Hayes Currie y Peter Farrelly.

- Advertisement -

Green Book logra el galardón justamente durante su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

Aunque es considerado un festival no competitivo, el premio del TIFF permite que el público que acude a las proyecciones vote para determinar la película favorita de las audiencias.

Es un galardón que no tiene el relumbrón de los premios que conceden otros festivales de cine, como el León de Oro de la Muestra de Venecia o la Palma de Oro del festival de Cannes o la Concha de Oro de San Sebastián, porque no implica una competencia en el sentido tradicional ya que no se entregan otros premios salvo el del reconocimiento del público.

Sin embargo, el Premio del Público tiene un importancia especial para los estudios: en el pasado, el público de Toronto ha anticipado los filmes que serán los más premiados en los Oscar de la Academia de Hollywood, por lo que en el mundo del cine TIFF se ha convertido en un barómetro de las películas que más éxito pueden tener.

El festival arranca el martes siguiente al Labor Day (primer lunes de septiembre) y dura diez días. Se suelen presentar más de 300 películas.

El premio TIFF tuvo un punto culminante en 1981 cuando el galardón se lo llevó Chariots of Fire, la película de Hugh Hudson que ese año ganó el Óscar como la Mejor película. Desde entonces, el festival ha logrado coincidir otros grandes éxitos cinematográficos como American Beauty en 1999, Slumdog Millonaire en 2008, The King’s Speech en 2010, Argo en 2010, 12 Years a Slave en 2013 y Spotlight en 2015.

La crítica no suele relacionar de la misma manera al TIFF y a la Academia de Hollywood con los festivales de Venecia o Cannes cuyo gusto de los respectivos jurados se considera mucho más sofisticado y menos comercial.

Casos excepcionales han sido The Shape of Water que en 2017 ganó tanto en Hollywood como en el León de Oro de Venecia o Martyrs que en 1955 triunfó en la Academia y en Cannes.

Desde hace tiempo se viene mencionando a Green Book como una de las favoritas para la próxima entrega de los Óscar y su triunfo en Toronto no hace más que confirmar esa tendencia.

El director estadounidense Peter Farrelly triunfa en Toronto con Green Book. Foto: Hollywoodreporter.com.