Cuida tu hígado. Las principales causas de una insuficiencia hepática son: consumir altas dosis de medicamentos, hígado graso y abusar del alcohol

La insuficiencia hepática es progresiva y puede llegar a poner en peligro la vida. Foto: Imagen poblana.

SAN DIEGO.- La insuficiencia hepática ocurre cuando el hígado pierde la capacidad de trabajar normalmente y es un problema que al progresar va deteriorando gravemente la salud.

Existen dos tipos de esta enfermedad: aguda y crónica. La aguda hace que las funciones del hígado se vean afectadas muy rápido en tanto que en la crónica se presenta cuando los síntomas y complicaciones se presentan lentamente.

- Advertisement -

Las causas principales para el desarrollo de la insuficiencia hepática son por reacciones a altas dosis de medicamentos, abusar del alcohol y tener el hígado graso en un estado avanzado.

Algunos dos medicamentos que contribuyen a desarrollar insuficiencia hepática son los antinflamatorios, anticonvulsivos, antibióticos y anticonceptivos.

Los síntomas que presenta el padecimiento son un color amarillento en la piel y los ojos, hinchazón y dolor en el vientre.

Los tratamientos incluyen además de medicamentos, una alimentación adecuada y sana. En casos más severos, puede llegar a ser necesario un trasplante de hígado.

El hígado es el órgano que se encuentra más adentro de nuestro cuerpo, es casi del tamaño de un balón de futbol americano y ayuda a eliminar las toxinas del organismo y a digerir los alimentos.

De acuerdo a información de Clínica Mayo el hígado puede sufrir daños y terminar en una condición hepática, la cual puede llegar a originarse también por un virus, una condición genética y sobre peso.

La insuficiencia hepática puede poner en riesgo la vida de la persona si no se trata debidamente, por lo que se debe poner especial atención a los síntomas.

Estos incluyen también picazón en la piel, orina de color oscuro, hinchazón en las piernas y los tobillos, perder el apetito, fatigarse, tener náuseas y vómitos, erupciones en la piel y heces de color pálido.

De identificar algunos o la mayoría de los síntomas descritos anteriormente debe acudir con un médico lo más pronto posible para realizarse un estudio.

Hablando de la alimentación, se deberá llevar una dieta alta en fibra incluyendo zanahorias, manzanas y aguacates.

Otra recomendación a la hora de ingerir alimentos es restringir la cantidad de proteínas con el fin de que se reduzcan los productos de desechos tóxicos.

Hay que prevenir el consumo de champiñones debido a que este hongo aporta toxinas al organismo, lo que puede aumentar las posibilidades de dañar y aumentar la falla hepática.

Y tratándose del alcohol, no se deben consumir más de dos copas al día y después tomar dos vasos de agua por cada bebida alcohólica.

Algunas de las complicaciones más frecuentes que trae consigo la insuficiencia hepática son: hipertensión arterial, arritmias en el corazón, hipoglicemia, bronconeumonía y ciertos trastornos cerebrales.

En los casos graves, la mortalidad de los pacientes es muy elevada llegando al 80 por ciento.

También es de suma importancia controlar el consumo de carbohidratos y tomar vitaminas y limitar la ingesta de sal.

Un enfermo de hepatitis debe llevar una dieta alta en fibra incluyendo zanahorias, manzanas y aguacates. Foto: MisionesOnline.