Las razones de SDSU, en oposición a lo que dice San Diego Soccer, aseguran que el plan no tomaría dinero de los contribuyentes

Adela de la Torre, presidenta de San Diego State University en entrevista con El Latino SD. Foto: Rubén Sierra.

SAN DIEGO.- “En noviembre de 2017, la Universidad Estatal de San Diego dio a conocer “SDSU Mission Valley”, una visión detallada y un plan para el terreno que incluye e inmediatamente el Estadio SDCCU”, indicó.

La impulsora de la Medida G anticipa que “la universidad puede comprar el terreno al valor justo de mercado y financiar la construcción, en caso de que tenga la oportunidad de hacerlo”.

- Advertisement -

Y precisa: “El plan no se basa en los dólares de los contribuyentes. Si SDSU tuviera la oportunidad de comprar el sitio del estadio Mission Valley en el futuro, SDSU: Pagaría el valor de mercado justo por la tierra”.

Manifiesta en el mismo sentido que el objetivo es “construir un campus universitario de investigación e innovación de clase mundial”.

La Medida G

Al señalar que de ser aprobada (La Medida G) por los votantes durante la elección del 6 de noviembre, señala que se proyecta construir “un estadio multiusos para fútbol azteca y fútbol profesional y un parque fluvial”.

En lo ambiental sostiene SDSU en su plan publicado en su sitio de Internet que se cumpliría con “el proceso transparente y público de la Ley de Calidad Ambiental de California (CEQA)”

Y matiza que se edificaría “vivienda asequible y de tasa de mercado para estudiantes, profesores, personal y el público en general”.

¿Por qué SDSU?, se pregunta. Y se responde: Fundada en 1897, la Universidad Estatal de San Diego ha crecido de una pequeña universidad de maestros a una universidad nacional de investigación de 36,000 estudiantes matriculados en programas de licenciatura, maestría y doctorado.  Hoy, con casi 240,000 ex alumnos locales y 6,000 empleados, SDSU es uno de los principales generadores económicos en la región de San Diego”.

Según un análisis reciente de ICF, una consultora internacional especializada en estudios de impacto económico, la universidad genera $ 5,67 mil millones en actividad económica y $ 457 millones en ingresos fiscales estatales y locales cada año.

¿Por qué Mission Valley? “Para atender de manera efectiva”, prosigue, “la creciente demanda de educación superior y para apoyar el crecimiento económico regional, SDSU debe identificar oportunidades de expansión. Sin embargo, el campus no tiene salida al mar dentro de sus 288 acres”.

El sitio de Mission Valley es el único terreno cercano capaz de abordar los objetivos de expansión a largo plazo de la Universidad Estatal de San Diego, finaliza.