Un trabajo también depende las relaciones personales

Una investigación muestra que en el mundo laboral puede depender del capital social de cada persona

Cuando llega el momento de encontrar un empleo en el mundo real, las relaciones son fundamentales. De hecho, según Julia Freeland Fisher, sugiere que aproximadamente “el cincuenta por ciento de los empleos llegan a través de conexiones personales”. Freeland cree que los sistemas educativos están tan centrados en lo que los estudiantes deberían aprender que “terminan ignorando lo que los estudiantes saben: su capital social”.

- Advertisement -

Julia es la Directora de Investigación en Educación del Instituto Clayton Christensen. También es la autora de Who You Know – Unlocking Innovations que amplía las redes de estudiantes. Su libro explora formas de ayudar a los maestros y administradores escolares a romper el patrón de desigualdad en las aulas estadounidenses.

“Las escuelas deben hacer un balance de los activos sociales a su disposición en y alrededor de su comunidad”, dijo Julia Freeland Fisher.

En un esfuerzo por continuar capturando ejemplos a medida que los descubrimos, también creamos una base de datos de búsqueda gratuita como complemento del libro en www.whoyouknow.org. En ese sitio, los educadores e inversores pueden buscar las últimas herramientas que estamos descubriendo en el espacio. Nuestra esperanza es eventualmente comenzar a perfilar los modelos escolares diseñados para enriquecer las redes de estudiantes en ese sitio también. “Las escuelas deben monitorear la calidad de las redes de estudiantes, tanto en términos de asegurar el acceso como en asegurar que las relaciones sean positivas y productivas”, dijo Julia Freeland Fisher.

La autora considera que este es un desafío curricular: las escuelas no fueron diseñadas para ser centros de redes sociales. Para avanzar en esa dirección, hay algunos principios de diseño clave que cualquier escuela que desee enriquecer las redes de estudiantes debe tener en cuenta. Primero, comience con los activos. Las escuelas deben hacer un balance de los activos sociales a su disposición en y alrededor de su comunidad. A menudo, los padres y los miembros de la comunidad pueden prestar sus propias redes a las escuelas, pero las escuelas están mal diseñadas para aprovecharlas debido a limitaciones de tiempo y costo. En segundo lugar, ampliar el aprendizaje y las vías de conexión.

www.whoyouknow.org.

* Julia Freeland Fisher is the Director of Education Research at the Clayton Christensen Institute and is the Author of Who You Know: Unlocking Innovations That Expand Students’ Networks (Jossey-Bass).