¡Vigilantes! miembros de la Guardia Nacional y CBP, toman medidas para reforzar frontera, frente a caravanas

Los primeros 84 migrantes arribaron el domingo 11 de noviembre a Playas de Tijuana. Foto-Cortesía.

SAN DIEGO.- Miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos en California y agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), vigilaban atentos a la espera de cientos de centroamericanos que han empezado a llegar a Baja California, y los cuales se espera solicitarían Asilo Político, aunque el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva en la que prohibiría tal posibilidad “a muchos individuos”. 

Al martes 13 de noviembre habían arribado a Tijuana poco más de 450 miembros de la caravana y se esperaba que en las últimas dos semanas del mes llegase al estado más de un millar de migrantes .

- Advertisement -

Sin embargo de los más de 7 mil que forman las cinco caravanas provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación de México solamente 100 personas habían solicitado, en la segunda semana de noviembre, un permiso para residir en el país.

Los primeros en arribar

Fueron 84 migrantes los primeros en arribar a la frontera de Tijuana, la mayoría miembros de la comunidad LGBT, fueron recibidos en forma confrontativa y con hostilidad por parte de los vecinos del domicilio al que arribaron en Playas de Tijuana.

Pese a que Mario Osuna Jiménez,  Secretario de Desarrollo Social Municipal del Ayuntamiento de Tijuana, dio a conocer que a este grupo se le ofreció apoyo en albergues, pero “ya venían asesorados y guiados”, por lo que ellos decidieron quedarse en un domicilio particular.

Tonatiuh Guillén López, ex presidente del Colegio de la Frontera y recién nombrado director del Instituto Nacional de Migración (INM), por Andrés Manuel López Obrador, próximo Presidente de México, calificó la postura adoptada por muchos tijuanenses respecto al arribo de estos centroamericanos como “racistas, xenofóbicas y una vergüenza” y pidió comprensión hacia ellos.

CBP toma medidas

Por su parte la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció que “al menos tres carriles de vehículos en dirección norte en San Ysidro y un carril en Otay Mesa estarán cerrados para instalar y pre ubicar equipos de infraestructura para el endurecimiento de puertos en preparación para la caravana de migrantes y el riesgo potencial de seguridad y protección que podría causar”.

“CBP ha estado y continuará preparándose para la posible llegada de miles de personas que migran en una caravana hacia la frontera de los Estados Unidos”, dijo Pete Flores, Director de Operaciones de Campo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en San Diego.

La postura de Trump

La postura del presidente Donald Trump respecto al arribo de las caravanas de migrantes centroamericanos la define con toda claridad en un comunicado emitido en el sitio de la Casa Blanca: “Nuestro país se enfrenta a una crisis urgente debido a que los extranjeros ilegales  cruzan nuestra frontera, incluida una caravana de miles que se dirigen aquí en este momento”.

Y añade: “El año fiscal (FY) 2018 registró el mayor número de detenciones de unidades familiares y de extranjeros inadmisibles registrados, más del 40 por ciento, más que en cualquier año anterior. Las detenciones de unidades familiares en la frontera sur han aumentado en un 620 por ciento desde 2013 (a la fecha): de 14,855 a 107, 212”.

Pero…ACLU responde

Por su lado, la Unión Americana  de Libertades  Civiles (ACLU) respondió que aunque “la administración Trump emitió una regulación de emergencia con la cual planea prohibir a muchos individuos aplicar para asilo en los Estados Unidos, Omar Jadwat, director de Derechos de los Inmigrantes dijo que la Ley de Estados Unidos permite aplicar para Asilo estén o no en un Puerto de Entrada. Es ilegal eludir eso por agencia o decreto presidencial”, advirtió.