Problemas psiquiátricos; hacen falta espacios clínicos para atender pacientes con enfermedades de comportamiento

Anualmente el nueve por ciento de los adultos en el condado de San Diego pasa por algún tipo de angustia psiquiátrica. Foto: sp.depositphotos.com

SAN DIEGO.- Los pacientes en crisis psiquiátrica terminan en las salas de emergencias, cárceles o sin hogar por la falta de espacios de recuperación en hospitales para atenderlos.

En conferencia de prensa, la Junta de Supervisores del condado atendió una evaluación que se hizo al sistema actual de salud del comportamiento humano.

- Advertisement -

Fueron revisadas también las acciones que se realizan actualmente para abordar las necesidades presentes y futuras en materia de recursos psiquiátricos de emergencia.

Expertos en salud del comportamiento, funcionarios electos, encargados de hacer cumplir la ley y otras partes interesadas expusieron, a solicitud de la presidenta supervisora del tercer distrito Kristin Gaspar, su preocupación por el cierre de camas de hospitales psiquiátricos para los pacientes en el norte del condado y todo el estado.

En la reunión se destacó la gran necesidad de sumar esfuerzos y colaborar para contar con un sistema sólido de atención para las personas que experimentan una crisis de salud del comportamiento.

En la conferencia también participaron residentes de San Diego, quienes expusieron sus historias de enfermedades mentales y el abuso de sustancias. Igualmente, algunos pacientes compartieron experiencias sobre la forma en que se están recuperando gracias a los servicios de apoyo institucional.

Las autoridades reconocieron que existe un problema de la falta de espacios para continuar ayudando a más pacientes en su proceso de curación.

Durante la reunión se informó que anualmente casi el diez por ciento de los adultos en el condado de San Diego pasan por una angustia psiquiátrica. Se estima que más del cuatro por ciento de las personas tienen una enfermedad mental grave y el nueve por ciento sufre de algún trastorno de abuso de sustancias.

En 2017, más del 16 por ciento de los jóvenes entre 15 y 24 años tuvo algún tipo de problema psicológico. Además, entre ese sector de la población el siete por ciento podría tener un trastorno emocional grave y se cree que un ocho por ciento necesita ayuda con el abuso del alcohol y las drogas.

El año pasado, 458 personas del condado se quitaron la vida y 641 murieron por sobredosis de opioides y otras sustancias.

Entre el 2017 y 2018 más de 80 mil habitantes del condado de San Diego recibieron servicios de tratamiento psicológico.

De acuerdo a las autoridades, los poco mas de tres millones de residentes del condado están expuestos de alguna manera a la oferta de algún tipo de sustancia adictiva.

Mensualmente, el Hospital Psiquiátrico del condado recibe a 600 pacientes.

La presidenta Gaspar destacó que “es fundamental que comencemos a cambiar nuestro enfoque hacia al prevención e integración de la salud mental y física a una edad muy temprana”.

Los expositores indicaron durante la conferencia que existe la necesidad de una solución integral a corto, mediano y largo plazos.

Algunos de los pasos para trabajar en la mejoría y recuperación de los pacientes serán los siguientes.

La ampliación de los servicios institucionales y la operación de un centro de estabilización de crisis 24/7 en el centro de evaluación Exodus Recovery. Se espera que este servicio esté disponible a principios de 2019.

Además, el aumento de 45 a 82 camas con personal en el Hospital Psiquiátrico del condado y un mejor equipo en el Hospital Palomar.

Y se está revisando la posibilidad de sumar alrededor de 150 cuidados especiales y camas reducidas al sistema de salud del comportamiento durante el 2019.

Con estas acciones se espera reducir significativamente el problema.