Llegan a un acuerdo respecto a demanda de familiares de latina atropellada luego de convertirse en ciudadana

LOS ÁNGELES. – La felicidad que embargaba a Gloria Esperanza Ortiz por recibir su certificado que la acreditaba como una nueva ciudadana de Estados Unidos, se vio cruelmente interrumpida.

Todavía permanece entre sus familiares y amigos  el triste recuerdo de aquel 14 de septiembre del 2014, cuando, cruzando a pie la avenida norte 50 en la plaza San Marco, un auto la golpeó quitándole la vida a Ortiz, de 57 años.

- Advertisement -

Se anticipó que familiares de Ortiz “han llegado a un acuerdo en referencia a la demanda que trajeron en contra de la ciudad de los Ángeles”.

Los abogados de la ciudad presentaron documentos judiciales el 25 de octubre en La Corte Superior de Los Ángeles declarando que el caso fue resuelto.

No se divulgaron términos y no estaba claro de inmediato si el acuerdo está sujeto a la aprobación del Ayuntamiento.

Se informó que la demanda se presentó en noviembre de 2015.

Los demandantes son Génesis Jazlene Rodríguez Cortez, quien la presenció la muerte de la abuela, y tres de las hijas de la difunta, Yesenia Ortiz, Lissette Arreola y Karini Stephani Valenzuela.

Las denuncias incluyeron en su demanda homicidio culposo, negligencia, infligir angustia emocional y una condición pública y propiedad peligrosa.

Ortiz, quien había sido juramentado recientemente como ciudadana estadounidense, fue pronunciada muerta en la escena de la colisión.

La demanda declaró que el cruzar era una “trampa para peatones” porque los que atravesaban  la intersección se convirtió en “ en una falsa sensación de seguridad debido a la existencia de un paso de peatones vagamente visible ‘’.

La ciudad se vio obligada a reducir el peligro poniendo una señal de alto o repintado el paso de peatones, según la denuncia.

Se dio a conocer, asimismo, que la ubicación se encuentra  sobre una área densamente poblada cerca de una escuela primaria., pero la ciudad “ no logró que la vía pública fuera segura para los peatones y residentes por igual ‘’, alegó la demanda.