“Otro golpe” advierte activista, en alusión a la propuesta de Trump de quitar ciudadanía a hijos de migrantes

Migrantes se manifiestan a favor de su propia causa. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino SD.

LOS ANGELES, CA.- “La propuesta del presidente Donald Trump es otro golpe para nuestro sistema de controles y balances al mismo tiempo que se convierte en chivos expiatorios de los inmigrantes”.

La anterior declaración la formuló Angélica Salas, directora de Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA)

- Advertisement -

“El anuncio del presidente Trump de que está pensando en quitarle la ciudadanía por nacimiento es un duro golpe para nuestro sistema de controles y contrapesos, y para la propia Constitución”, indicó.

Y dijo: “Como sucede a menudo con esta administración, el señor Trump busca un chivo expiatorio en los inmigrantes con esta propuesta, para Reúna su base unos días antes de una elección importante y distraiga del daño real que ya ha hecho a nuestro sistema de controles y balances”.

Advirtió Salas, sin embargo: “Pero no se equivoquen. Quitar la ciudadanía por nacimiento perjudica a toda nuestra nación, no sólo a los inmigrantes”.

La directora de CHIRLA argumentó asimismo el por qué de su postura: “Una vez que perdemos los poderes compensatorios del Congreso y los tribunales, nadie está a salvo: los que son amigos del presidente tendrán legitimidad y los que se oponen a él no. Los derechos inalienables ya no son inalienables”.

“Hemos visto lo errático que puede ser el Señor Trump”, continuó, “y con qué rapidez los que están ‘dentro’ pueden terminar tirados en la acera. No necesitamos ese tipo de favoritismo con respecto a un asunto tan importante como es la ciudadanía”.

Y concluyó en el mismo sentido: “Claramente, el presidente Trump está reuniendo su base con este anuncio, así que no perdamos de vista la importancia de votar el martes 6 de noviembre”.

Por su parte la Unión Americana de Libertades Civiles  (America Civil Liberties Union, ACLU, por sus siglas en inglés, advirtió que “el presidente Trump estaría considerando emitir una orden ejecutiva que intenta finalizar el derecho de nacimiento en los Estados Unidos” a los hijos de inmigrantes.

Sobre ello, Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU afirmó que “el Presidente no puede borrar la Constitución con una orden ejecutiva, pues la 14 Enmienda, que garantiza la Ciudadanía, es clara”.

“Este es un intento anti-constitucional de generar división y prender la flama del odio anti-inmigrante en los días que anteceden al medio término”, agregó en referencia a la época electoral que actualmente tiene lugar en el país.