¡Nerviosismo! provocó aumento en las tasas de interés y el conflicto comercial EU-China, advierten

Alejandro Díaz-Bautista, Economista- Investigador del Colegio de la Frontera e Investigador Nacional, miembro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACTY). Foto-Cortesía.

SAN DIEGO, CA.- En fecha reciente se produjo un reciente desplome en las principales bolsas del mundo.

“El desplome de las bolsas fue causado por el nerviosismo de los inversionistas que los hizo retirarse del mercado por temor a las consecuencias económicas negativas causadas por el aumento de las tasas de interés y el conflicto comercial de Estados Unidos con China”.

- Advertisement -

La anterior consideración la hizo Alejandro Díaz-Bautista, Economista- Investigador del Colegio de la Frontera e Investigador Nacional, miembro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACTY).

Agregó el estudioso que “el movimiento de las bolsas se produjo un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortara su pronóstico de crecimiento global debido a las preocupaciones sobre las guerras comerciales y la debilidad en los mercados emergentes”.

“Pocas horas antes del cierre de operaciones”, advirtió Díaz Bautista, “el promedio industrial Dow Jones bajó más de 700 puntos, o casi un 3 por ciento, cuando las preocupaciones sobre el impacto de los mayores costos de endeudamiento en las ganancias corporativas y el gasto de los consumidores en Estados Unidos hicieron que los inversores abandonaran sus acciones.

Vale hacer mención que a finales de septiembre, la Reserva Federal anunció un aumento en las tasas de interés entre el 2 y el 2.25%, el tercer incremento en lo que va de este año.

Probable indicador  de

futura crisis en 2019: ADB

“El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años”, continuó, “un bono del gobierno de Estados Unidos que afecta los precios desde las hipotecas de tasa fija a acciones, subió a 3.26 por ciento, un nuevo máximo de 7 años. Este puede ser un indicador para una futura crisis en 2019”.

Se observa con curiosidad que el precio de la gasolina, en California, al menos, no baja y por el contrario, día con día va en aumento…La pregunta. Siempre los economistas se refieren a los riesgos del desempleo, de si se firmaba o no el ahora USMCA, el aumento en las tasas de interés, pero difícilmente aluden al aumento de la gasolina como un peligro. ¿Cuál es su opinión?”, le preguntamos, a lo que respondió:

“El aumento del precio de la gasolina puede tener efectos positivos y negativos. Un factor que impulsó los precios del crudo en octubre fue el anuncio del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés). El petróleo mexicano se alineó a las fuertes ganancias registradas por los referenciales internacionales y alcanzó un nuevo máximo desde el 31 de octubre de 2014 y superó la cotización del WTI”.

Y agregó en este sentido que “la mezcla mexicana continúa subiendo en 2018 y alcanzando nuevos niveles, impulsado por los máximos alcanzados por los referenciales internacionales, ante la cercanía de la entrada en vigor de las sanciones de Estados Unidos sobre Irán”.

Indicó que “el análisis económico nos indica que el petróleo mexicano acumula una recuperación en 2018, impulsado por las cotizaciones de los referenciales internacionales WTI y Brent, los cuales están presionados por la próxima entrada en vigor de las sanciones estadounidenses a Irán, además de las expectativas de que no hay suficiente oferta para cubrir la demanda de crudo a nivel internacional”.

“Otro factor que impulsó los precios del crudo”, dijo, “fue el anuncio del acuerdo alcanzado por Estados Unidos y Canadá y que junto con México se dará origen al Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés). El acuerdo que sustituirá el TLCAN impulsará los precios del crudo porque incrementa las perspectivas de crecimiento económico, no sólo para Canadá y Estados Unidos, sino para toda Norteamérica incluyendo México”.

Las sanciones al

petróleo de Irán

El enfoque del mercado se centra en las sanciones estadounidenses sobre la industria energética de Irán, que entrarán en vigor el 4 de noviembre y están diseñadas para reducir las exportaciones desde el tercer mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, (OPEP).