Peor el remedio; la codeína y otros opiáceos no curan la tos y pueden ocasionar adicción y muerte

0
45
Es recomendable dormir ocho horas al día, pero no durante el trabajo. Foto-Cortesía: cromo.com.uy

SAN DIEGO.- La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos advierte que algunos medicamentos ampliamente recetados contra la tos y los resfriados no curan enfermedades, sólo combaten sus efectos y, en cambio, pueden ser peligrosamente adictivos por tratarse de opiáceos.

Por tal motivo, recomienda enfáticamente no suministrar a los menores de 18 años y personas mayores jarabes, pastillas y cápsulas que contengan codeína e hidrocodona.

El consumo indebido de tales compuestos mantiene en alerta a las autoridades a nivel nacional porque está ocasionando graves complicaciones para la salud a mucha gente.

“Hemos detectado que el uso de medicamentos a base de codeína e hidrocodona para atacar la tos produce fuertes problemas respiratorios e incluso la muerte, sobre todo en los menores de edad y las personas de edad avanzada”, declaró en entrevista para El Latino el doctor Jorge Mota, especialista en medicina familiar del hospital Sharp Rees-Stealy de Otay Ranch.

El médico explicó que la tos es ocasionada por un virus que desaparece con el tiempo y que los medicamentos que se prescriben solamente sirven para disminuir los efectos que causa en el organismo.

Un paciente que ha consumido de manera no controlada medicinas a base de opiáceos como la codeína o la hidrocodona puede quedarse dormido por sus efectos, dejar de respirar y morir.

Los médicos están tratando de limitar el uso de estos narcóticos en los niños, jóvenes y ancianos que son los segmentos de la población más vulnerables.

Por su parte, las autoridades sanitarias han anunciado nuevas medidas de etiquetado de seguridad en estos medicamentos para prevenir sobre posibles adicciones y otros riesgos para el organismo.

Las personas deben conocer las consecuencias de consumir este tipo de medicamentos, ya que por lo general se piensa que se trata de jarabes para la tos inofensivos.

“Mediante avisos de advertencia en las etiquetas, vamos a tratar de evitar su consumo en los menores e incluso en los adultos”, comentó el doctor Mota.

El especialista agregó que el consumo de opiáceos ha sido desde siempre un grave problema de salud, a tal extremo que quienes abusan suelen acabar en las salas de emergencia de los hospitales.

Lo recomendable es evitar completamente las medicinas a base de opiáceos o, en todo caso, seguir al pie de las letra las indicaciones de un médico.

Una persona que después de consumir estos medicamentos se muestra confusa, se queda dormida súbitamente o tiene problemas para respirar debe ser hospitalizada inmediatamente. En ese caso, hay que llamar al número de emergencias 911 y hacerle beber bastante agua mientras llega la ayuda médica.