Yoga para ti; practicar esta disciplina siempre es beneficioso, sea cual sea tu edad y condición física

Foto 1) Cada día es mayor el número de personas que descubren los beneficios del yoga. Foto: yogasintesis.com.

sea tu edad y condición física

SAN DIEGO.- Contrario a lo que alguna gente piensa, practicar yoga no es para iniciados ni requiere habilidades especiales. Por el contrario, cada día es mayor el número de personas que encuentran en esta disciplina muchos beneficios para llevar una vida más balanceada.

- Advertisement -

Al día de hoy se han desarrollado diferentes tipos de yoga adaptadas a las preferencias de cada quien. A continuación, te damos a conocer diversos métodos de la revista especializada Lecturas.com.

Hatha. Quizás es el método más conocido y más extendido y seguro que te lo han recomendado porque resulta más “suave”. Se trata de una combinación de posturas (asanas) con ejercicios de respiración (pranayama). Resulta muy relajante y las posturas se mantienen durante unos segundos para estirar los músculos y ganar flexibilidad. Es una buena opción para iniciarse.

Kundalini. También es muy conocido y resulta mucho más intenso que el hatha. Sus clases se centran en ‘kriyas’ o secuencias de ejercicios que tienen un objetivo terapéutico. Incluyen también prácticas de “respiración de fuego” (inhalar y exhalar aire por la nariz de forma rápida y energética mediante contracciones abdominales) y se recitan mantras.

Sivananda. Las clases suelen ser más largas de lo habitual, pues incluyen más elementos. Suele iniciarse con unos minutos de relajación, seguidos por un breve calentamiento, ejercicios de respiración y práctica de posturas o asanas. Se acaba con unos minutos de meditación y el canto de mantras. Se centra más en la parte espiritual, por eso se recomienda para quienes buscan un conocimiento más profundo de sí mismos, paz interior y relajación.

Iyengar. Seguro que si alguien te habla de esta práctica te la describirá como el “yoga de los estiramientos” para alinear la postura. Es perfecto si necesitas corrección postural porque sufres de dolores de espalda e, incluso, para recuperarte de ciertas lesiones. Se trata de realizar diferentes posturas y mantenerlas durante más tiempo que en otros tipos de yoga; para facilitar el mantenimiento de las posturas se utilizan cojines, cuerdas, cintas… Es un yoga muy “explicativo”, el maestro o la maestra suele detallar en qué consiste y para qué sirve cada una de las posturas que se realizan.

Ashtanga. En sus clases se van encadenando una serie de posturas sincronizadas con una respiración muy energética que provoca un gran calor interno que ayuda a eliminar toxinas. Se trata de clases muy dinámicas, por lo que es un yoga para personas avezadas en esta práctica y que se planteen nuevos retos.

Trata de aprovechar tus días de descanso o vacaciones para profundizar en el conocimiento del yoga y busca sus raíces. En booking.com puedes encontrar algunas propuestas interesantes de estancias para la práctica de esta disciplina en los Estados Unidos.