Crónica de una despedida

0
6

SAN DIEGO.- Eran las 3 de la tarde del jueves1 de marzo.

Puntual apareció frente a la escolta Shelley Zimmerman, la primer mujer en la historia ocupar la jefatura del Departamento de Policía de San Diego.

Abrazos y buenos deseos fue el preámbulo de la sentida despedida de Zimmerman, quien sorteó con éxito el difícil desafío heredado en una corporación en la que se han cuestionado –y en varios casos llevados a sentencias condenatorias- el comportamiento de elementos.

Acompañado por sus padres y levantando su pulgar derecho en señal de despedida, Zimmerman se despidió de los sandieguinos, mientras el vehículo se perdía por la famosa avenida Broadway.

Hoy no hubo discursos ni recomendaciones por parte de la ex jefa de Policía quien se retira a la vida privada. Si en cambio, apretones de manos, abrazos y en algunos casos besos, por su sonrisa, dibujada en el rostro, el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, quien siempre depositó su confianza en ella, pareció disfrutar del protocolo de despedida.

Al igual que sus antecesores en el cargo, David Bejarano yWilliam Lansdowne, Zimmerman concentró gran parte de su agenda de trabajo, en cerca de cuatro años de estar al frente de la corporación dominada tradicionalmente por hombres, en restablecer relaciones con comunidades que, por diversos motivos, tienen desconfianza de la policía.

Eran las 3:20 de la tarde, cuando la ex jefa de Policía –después de saludar a cada uno de los elementos formados en una larga guardia, aborda el vehículo que lo esperaba, luego de que lo habían hecho sus padres.

El dato anecdótico y que quedará para la historia de su mando, lo ofreció su madre quien no podía contener la risa, tal vez del gusto y orgullo que para ella habría significado tener una hija que ha sido la primera y la única mujer en encabezar una corporación y que salió avante en esta difícil prueba.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.