Apostarían a desaparición de NAFTA, el Presidente y los Legisladores teme representante de la Cámara Regional de Comercio

Una armadora de vehículos estadounidense. Foto-Cortesía: automobileindustryakunvi.com

SAN DIEGO.- La dirección que han tomado las negociaciones con el que se pretendía renovar el Tratado de Libre Comercio para el Norte de América (NAFTA, por sus siglas en inglés), “se están haciendo de una manera más personal, con ataques personales, donde no veo que vayamos a llegar a un acuerdo positivo”.

Lo anterior lo consideró Paola Ávila Gorostiza, vicepresidenta de Asuntos y Desarrollo de Liderazgo de Negocios Internacionales de la Cámara Regional de Comercio de San Diego y quien ha aportado datos relevantes sobre el comercio fronterizo ante legisladores federales en Washington, D.C.

- Advertisement -

Ávila Gorostiza mostró preocupación, por la percepción que el presidente Donald Trump, el Secretario de Comercio, Ross y más recientemente la mayoría del Senado tienen acerca del acuerdo trilateral: “El Presidente sigue diciendo que prefiere un acuerdo bilateral; entonces, se está forzando a la terminación de NAFTA para lograr lo que el prefiere, que es un acuerdo bilateral; eso nos va a dañar a todos”.

“El presidente (Donald Trump) lo ve de una manera en el supuesto que él se puede posicionar más fuerte (negociando) de uno a uno, pues considera que son dos contra uno, actualmente Canadá y México contra Estados Unidos”, dijo.

Ejemplificó que, por el contrario, la reciente decisión de la FIFA de otorgar la Copa del Mundo a Estados Unidos y Canad del acuerdo, confirma que “cuando nos unimos los

Apoya 100% a NAFTA

La Cámara Regional de Comercio de San Diego apoya en un 100% al Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá y se opone a la aplicación de aranceles, “porque en realidad es un impuesto que impacta a las empresas estadounidenses, al incrementar el costo de los productos”.

Paola Ávila Gorostiza, vicepresidenta de Asuntos y Desarrollo de Liderazgo de Negocios Internacionales.

¿Así que va afectar a los productos, automáticamente?, le preguntamos.

“Automáticamente, como consumidores del acero y el aluminio porque las empresas son la mayor parte que las consumen, no las que producen”, respondió.

Y continuó: “Entonces son la mayor parte de los empresarios del sector privado y del consumidor los que van a tener que absorber los costos adicionales y esto sin tomar en cuenta los otros productos que ahora van a tener aranceles de Europa, México, Canadá y ahora, China”.

“China es algo muy diferente”

Respecto a China, a quien el gobierno de Estados Unidos, como otras naciones del mundo, han acusado de inundar el comercio con productos ‘chatarra’, recordó que el país asiático ya inició primera fase de imposición de aranceles, y está por anunciar la segunda (fase).

Ávila Gorostiza aclaró, sin embargo, que el caso de China es algo muy diferente, respecto al intercambio comercial entre los tres países participantes, al Tratado de Libre Comercio y dijo que en ciertas circunstancias, como es el caso de ese país, “si se deben poner algunas restricciones”.

“Pero de la manera en que se está tratando, está forzando a varias empresas americanas (estadounidenses) y las pone en un posicionamiento muy difícil, dependiendo del comercio de China y ahora el sector privado de ese país ni siquiera está tratando con las empresas americanas”, dijo.

 “Mensaje, totalmente diferente”

Al preguntarle ¿si no preveían esta situación?, la entrevista respondió en forma categórica: “sí, pero no lo habíamos tomado en serio, porque creímos que los miembros del Congreso no lo iban a apoyar, pero ahora el mensaje (de ellos) fue otro totalmente diferente; los senadores nos dieron a entender que ahora se están poniendo del lado del Presidente”.

En este sentido, el presidente Trump escribió en su cuenta de twitter: “Con base en los aranceles y las barreras al comercio que Estados Unidos y las grandes compañías y los trabajadores tienen en la Unión Europea, si estos aranceles y barreras no se desglosan y eliminan pronto, estaremos aplicando un arancel del 20% sobre todos los automóviles en los Estados Unidos. ¡Constrúyelos aquí!”.


Paola Ávila Gorostiza, vicepresidenta de Asuntos y Desarrollo de Liderazgo de Negocios Internacionales de la Cámara Regional de Comercio de San Diego.