Mujeres de Poder

“Si no eres bonita o rica no vas a poder ser exitosa”, esas fueron las palabras que recibió Vicky de niña por parte de un profesor, de la manera más inesperada fueron estas palabras las que alimentaron su pasión para lograr grandes ILUSIONES, no solo las suyas propias, sino también las de cientos de jovencitas y mujeres que celebran sus bodas y fiestas de quince años en su hermoso salon de fiestas Illusion Hall, donde Vicky se encarga de hasta el más mínimo detalle de ese momento de ensueño para la festejada. Sin embargo, la trayectoria que Vicky ha tenido que cruzar para llegar al día de hoy ha sido algo lejos de una ilusión. Aquí te compartimos su Historia de Éxito que estamos seguras te inspirará a perseguir tus propios sueños hasta lograrlos.

Originaria de Tijuana, Baja California Vicky nació con un defecto físico que, aunque es hereditario, ella fue la primera en la familia de nacer con el.  Su mamá le contó que cuando nació ella pensó que se iba a morir ya que en aquel entonces no existían las mamilas para los bebés con labio leporino y paladar hendido. Su madre vivió admirada de que su defecto natal nunca la detuvo para nada aun frente a la crítica pública. Vicky recuerda el consejo de su abuelita que desde muy pequeña le enseñó que si alguien se le quedaba viendo les regresara la mirada con una sonrisa, y de hecho el resultado fue que la gente bajaba la mirada apenada, y eso, nos confiesa Vicky, le hacía sentir valiente.

- Advertisement -

Su mamá era bailarina profesional y viajaba por todo el mundo, y con frecuencia acompañaba a su mamá a los ensayos donde ella se entretenía con la barra, la música y los espejos. Sin embargo, su familia en realidad provenía de recursos humildes y por este motivo nunca recibió una formación académica de baile. No obstante Vicky heredó el talento artístico de su madre y en cuanto tuvo la oportunidad en la secundaria de tomar clases gratis de baile, así lo hizo. Vicky recuerda que fue durante la secundaria que un profesor de aeróbicos se acercó a una de sus compañeras para preguntarle si le gustaría ser maestra en su academia, y la amiga desinteresada en la oportunidad, pasó por alto la oferta. Vicky, en un momento de ilusión, se acercó al maestro y, segura de que el profesor le diría que no, se atrevió a preguntarle si consideraría  darle la oportunidad a ella, aunque ella no creía ser muy bonita, no podía quedarse con la duda. Para su gran sorpresa, el profesor accedió y fue así que su carrera en el mundo del baile comenzó.

A los 19 años el amor tocó a su puerta y contrajo matrimonio. A los dos años de casada nació su primer hijo y poco después su hija quien nació con el defecto hereditario, lo cual causó tensión en su matrimonio. Su hija, al igual que Vicky, ya no tienen más que el recuerdo del defecto y solo al escucharlo de ella uno nota la cicatriz de la cirugía correctiva. Después de una tragedia familiar por parte de la familia de su esposo, su matrimonio se deterioró al su esposo convertirse distante, celoso y emocionalmente abusivo. Al mismo tiempo su madre sufría una enfermedad seria y tuvo que enfrentar su muerte sola. Fue en ese momento que, a pesar de que ella amaba a su esposo, y quería mantener un hogar para sus cuatro hijos,  tuvo que tomar decidió divorciarse. Con la fuerza del amor por sus hijos Vicky salió adelante, trabajó en el distrito escolar y fue Directora del Programa de Actividades Artísticas del Boys and Girl Club dando clases de baile gratuitas después de escuela a niñas, regalandoles la oportunidad que ella misma no tuvo. Más tarde abrió una escuela de baile junto con una amiga donde nació el nombre Illusion Dance, nombre que mantuvo su compañía cuando decidieron independizarse. Vicky se dedicó a crear coreografías para bodas y bailes de quince años lo cual la llevó a los salones de ensayo y fiesta en Chula Vista, donde actualmente es dueña del salon Illusion Hall. Ella y sus hijos lo dirigen, ofrecen clases de baile, de Salsa y de Zumba así como coreografías. Recientemente adquirió su certificación como coordinadora de eventos y su negocio ofrece servicios de principio a fin para todo tipo de eventos. La fórmula que la hace destacar fue el de  incluir dentro de sus eventos un show de baile por sus meseros, cautivando a los invitados de sorpresa. Sus bailarines, jóvenes que ensayan estrictamente, también están disponibles para complementar como chambelanes en las quinceaneras.

Su éxito ha tenido un costo, tuvo que perder su casa y sacrificar  su comodidad para salvar su negocio, inteligentemente tomó decisiones que la han mantenido al frente de la industria y unida a sus hijos. Recientemente viajaron en avión por primera vez a Nueva York, y a Niagara Falls. Fue un momento que, como ella nos describe, marcó su vida al abrazarse con sus hijos frente a las cascadas, hicieron una rueda y le dieron gracias a Dios. Aún hoy no puede creer todo lo que ha logrado, y nosotros la admiramos y la felicitamos por su valor y persistencia de hierro lo cual la hace una Mujer de Poder.

“Mi mensaje para las mamás Latinas en base a lo que yo he vivido, que no dependen nadie para sentirse bellas bonitas o atractivas, que no se esperen a tener dinero para hacer sus sueños realidad, es cuestión de arriesgarse – el que no habla Dios no lo oye. Da sin esperar nada a cambio y cuando menos lo esperes las bendiciones te van a llegar. La mente es poderosa.”