Buscan a ‘homeless crónicos’; los incorporarían a Programa de Bienestar Integral, y que no graviten sobre el Medi-Cal

Buscan identificar a los llamados ‘homeless crónicos’ para incorporarlos al Programa “Whole Person Wellness”. En la gráfica, dos agentes recaban datos de un desamparado en el centro de la ciudad de San Diego. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- De acuerdo con el condado de San Diego, de las miles de personas desamparadas existentes, 1049, de los 8,576, se clasifican como ‘crónicos’; es decir, que retornan diaria o semanalmente a deambular por las calles.

Se informó que actualmente , la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego está tratando de localizarlos.

- Advertisement -

El motivo, de acuerdo con la agencia de salud del condado,es que con frecuencia utilizan salas médicas y servicios, lo que incrementa –sobremanera- los costos del Medi-Cal.

La Agencia pretende que estas personas sean atendidas dentro del programa conocido como Whole Person Wellness (Programa de Bienestar Integral de la Persona).

“Nuestro objetivo es mejorar su salud, ayudarlos a mejorar su estabilidad y reducir costos”, dijo Nick Machionne, director de esa agencia.

Trabajan con personas sin hogar

El programa de Bienestar Integral de la Persona,Whole Person Wellness, comenzó en enero de este año cuando el Condado contrató a dos proveedores de servicios para personas sin hogar: Exodus Recovery, trabajando con personas sin hogar en las áreas del norte del condado y People Assisting the Homeless (Gente Asistiendo a las Personas sin Hogar), que cubre el resto de la región.

Desde entonces, los equipos compuestos por un trabajador social y un especialista de apoyo entre pares, asistidos por un médico certificado y un navegador de vivienda, han estado buscando a estas personas sin hogar crónico y que también tienen problemas mentales o de abuso de sustancias o padecen una dolencia física.

Programa piloto

Desde que comenzó el programa piloto, 60 personas se inscribieron en el programa Whole Person Wellness y alrededor de 180 más están actualmente en proceso de inscripción.

Una vez que una persona se inscribe, los equipos de servicio trabajan junto con el participante para encontrar un lugar permanente donde vivir y un proveedor médico habitual. Los conectan a servicios conductuales y sociales a través de ConnectWellSD, el centro de intercambio de información electrónica del Condado.

Los servicios están diseñados para ayudar a los participantes a determinar qué es importante para ellos y qué mejorará su calidad de vida. Los equipos supervisarán el progreso de los participantes y estarán disponibles durante un máximo de dos años para ayudarlos a mantenerse en buen camino.

Antecedente

A mediados de mayo, el número de personas sin hogar en el Condado de San Diego disminuyó en un 6 por ciento con respecto al año anterior, según el recuento de 2018.

Dirigido cada año por la Fuerza de Tarea Regional para Personas sin Hogar, el recuento de enero pasado mostró que 8,576 hombres, mujeres y niños viven en la calle o en refugios, en comparación con los 9,116 contados en 2017.

Los resultados se utilizan para solicitar fondos federales para ayudar a las personas sin hogar locales y para encontrar soluciones sobre cómo servir mejor a las personas más vulnerables de nuestra comunidad.

De las 8,576 personas sin hogar en la región, 4,990 no tuvieron refugio este año en comparación con 5,621 el año pasado, una caída del 11 por ciento. Además, 3,596 fueron protegidos, en comparación con 3,495 el año pasado, una disminución de casi 3 por ciento.

“Ver el descenso general del número fue una reversión positiva, pero hay demasiados cambios en los datos para declarar una tendencia o no ver otras áreas donde necesitamos aumentar nuestro enfoque”, dijo el Supervisor del Condado de San Diego Ron Roberts, quien preside el Grupo de trabajo regional para personas sin hogar.

 “Enfrentan muchos desafíos”

“Continuamos enfrentando muchos desafíos, destacados por la falta de nuevas viviendas, una condición que exprime con mayor fuerza a las personas con menos recursos. La única disminución marginal en el número de personas sin hogar crónicas es una de mis mayores preocupaciones”, señaló Roberts.

Después de una disminución constante en los últimos años, la falta de vivienda de los veteranos aumentó un 24 por ciento, con 1.312 contados en comparación con 1.054 del año anterior. La cantidad de veteranos sin hogar sigue siendo un 20 por ciento inferior a la del 2011.

El condado aborda la vivienda asequible, la falta de vivienda

En los últimos años, el Condado ha tomado medidas más agresivas para abordar la vivienda asequible y la falta de vivienda en la región. Y en el presupuesto recomendado para el próximo año fiscal, el Condado ha dedicado más de $ 175 millones y 120 nuevos empleos para satisfacer las necesidades de los residentes más vulnerables de la región, incluidos los que están en riesgo o que no tienen hogar.

Los ‘homeles crónicos’ son aquellos que diaria o semanalmente deambulan por las calles de las ciudades del condado. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.