Condenan a individuo de Tijuana acusado de participar en tráfico de indocumentados

Pese a los anuncios referentes al riesgo de las familias y personas que cruzan, muchos migrantes siguen siendo presa de los traficantes de indocumentados. Foto-Cortesía: dabrownstein.com

SAN DIEGO.- Un hombre de Tijuana fue sentenciado en San Diego a más de ocho años en prisión federal por su papel en una operación de contrabando de personas.

Eso llevó a que dos inmigrantes indocumentados fueran golpeados y matados por un vehículo en la autopista Interestatal 5.

- Advertisement -

Jorge Luis Martínez-Hernández, de 33 años, se declaró culpable en abril de dos de los cargos de traer a ciertos extranjeros que resultan en la muerte y seis cargos de traer a ciertos extranjeros para obtener ganancias financieras.

Martínez Hernández, acusados de tráfico de indocumentados, entre otros cargos, fue sentenciado a 97 meses en prisión por la juez de distrito Marilyn L. Huff, de acuerdo con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

El conocido como ‘pollero’ o coyote’ el pasado mes de septiembre guió a ocho personas a través de un agujero en la pared cerca del Puerto de Entrada de San Ysidro de México a los Estados Unidos, conforme a los fiscales federales.

Se dio a conocer que el individuo tripulaba el vehículo y procedió a alejarse con los inmigrantes, eventualmente viajando en la dirección equivocada en la autopista 5.

Mientras los oficiales de la Patrulla Fronteriza perseguían el vehículo, Martínez Hernándezse detuvo al costado de la autopista, bajó del vehículo y guió a los migrantes a través de la carretera interestatal y sobre la valla que separa el norte de la frontera sur.

Durante el incidente, dos personas fueron golpeadas y perderían la vida atropelladas por un vehículo después de cruzar la valla.

Martínez-Hernández y los seis inmigrantes restantes fueron encontrados escondidos cerca de la escena del accidente y detenido.

Le dijo a los investigadores que las ocho personas pagaron entre $ 7,000 y $ 13,000 para ingresar de contrabando a los EE. UU. Estaba programado para recibir $ 1,000 por persona por sus servicios, de acuerdo con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

“Los contrabandistas ven a los clientes como signos de dólar y no les preocupa su seguridad y bienestar », dijo el abogado estadounidense Adam Braverman. “Esta oficina se compromete a enjuiciar a los traficantes que explotan a los inmigrantes por dinero y ganancias”.