¿Y ahora qué sigue?, otro rotundo fracaso del equipo mexicano de fútbol en la Copa Mundial

MOSCU, RUSIA.- Como se preveía, el equipo mexicano fue eliminado y nada menos que por los pentacampeones, Brasil, que se encargó de desvestir las notables fallas defensivas y la inseguridad ofensiva, al derrotarlos por 2 goles a 0.

Pero en realidad fue Suecia, un conjunto que sin tener gran cosa demostró –que como en un sinnúmero de ocasiones anteriores- se llevó a un equipo inflado y muy vulnerable frente a las exigencias de una copa mundial, y la vergüenza de haber ‘pasado’ gracias a Corea del Sur.

- Advertisement -

Otra vez el fracaso y ahora las esperanzas de América están puestas en Uruguay, el equipo más sólido del llamado ‘nuevo continente’ (aunque ya no tanto) y probablemente Colombia, dependiendo de que los sudamericanos sean capaces de sacar un buen resultado ante Inglaterra.

La agónica y casi ‘milagrosa’ victoria de México ante Alemania 1-0 dio esperanzas a los aficionados del país azteca, que pudiera hacerse algo distinto y llegar a la mediocre meta del “quinto partido” para un equipo que tiene más de cindo décadas de asistir a las copas del mundo.

Pero la eterna frustración tiene una razón muy clara: Mientras México siga ‘eliminándose’ con los  equipos de Centroamérica y el caribe, no dará para más y ahí están los resultados, pues no basta con que jugadores mexicanos vistan las camisetas de equipos europeos, si son individualidades que ‘son buenos’ en sus equipos y para cobrar por los anuncios y la publicidad.

Un nuevo fracaso pues, de una crónica decenas de veces anunciada y repetida, y la pregunta obligada es ¿ahora que sigue?.