Recuerdos de una tragedia, ocurrida hace menos de dos años en el Chicano Park

Un hombre se agacha para leer en las inscripciones en las cruces puestas en el altar a las víctimas. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino SD.

SAN DIEGO.- Transcurridos poco menos de dos años de que un vehículo conducido por un militar, que manejaba bajo el influjo del alcohol, se precipitara en caída libre desde el puente coronado a Chicano Park causando la muerte de 4 personas, aún se recuerda el incidente.

De entonces a la fecha, el Militar se encuentra arrestado y fue sentenciado a cadena perpetua, mientras en el puente fue instalada una malla de protección.

- Advertisement -

Aunque en el parque se desarrollaba una manifestación de protesta por los niños y madres encarcelados ‘en jaulas’ o prisiones bajo la orden del gobierno federal, algunos hombres y jóvenes se acercaron curiosos a observar los ramos de flores y veladoras colocadas en el altar creado para recordar a las víctimas del lamentable incidente.

Como se informó con oportunidad, el hecho ocurrió en la primera quincena del mes de octubre del 2016, cuando un ex militar adscrito entonces a la Naval de Coronado, chocó a bordo de un vehículo (una camioneta GMC que se encontraba fuera de control, contra un muro de concreto del puente Coronado, hasta terminar proyectándose contra las personas que ahí se encontraban en una exhibición de autos antiguos y una caravana de motociclistas, por la celebración del Día de la Raza.

Por el fatal incidente perdieron la vida, en forma instantánea, Anamarie Contreras, de 50 años de edad y Cruz Elías Contreras, de 52. Ambos, provenían de la ciudad de Chandler, Arizona.

También fallecieron por esta causa, Christopher Banks, de 49 años de edad y Francine Denise Jiménez, de 49, ambos originarios  de Hacienda Heigths Andre, California, una comunidad que forma parte del condado de Los Angeles.

El conductor de la camioneta que causó el accidentre tras ‘volar’ unos 60 pies y caer en el parque fuera de control, era tripulado por el ex militar identificado como Richard Anthony Sepolio, y quien de acuerdo con el peritaje realizado por la Patrullade Caminos de California (CHP), conducía ebrio, por lo que el accidente fue calificado como homicidio vehicular.

¿Qué es lo que aquí ocurrió? preguntó curioso el hombre que después se agacharía para leer los nombres de las víctimas, que se encontraban inscritos en cruces levantas en el altar en honor de las víctimas de esta lamentable tragedia.