Previenen contagios; uno de cada 25 pacientes hospitalizados tiene una infección relacionada con la atención hospitalaria

0
56

SAN DIEGO.- La oficina gubernamental de Prevención de las Enfermedades y Promoción de la Salud está enfocando sus esfuerzos para crear una cultura de seguridad en las instituciones sanitarias con el fin de evitar la infecciones que se producen cuando un paciente recibe atención médica.

La institución informa que las infecciones asociadas a la atención médica (HAI, por sus siglas en inglés) son infecciones que las personas adquieren mientras reciben atención médica por otra afección. Pueden ocurrir en cualquier instalación de atención médica, incluidos hospitales, centros quirúrgicos ambulatorios, centros de enfermedad renal en etapa terminal y centros de atención a largo plazo. Las HAI pueden ser causadas por bacterias, hongos, virus u otros patógenos menos comunes.

El organismo impulsa un programa de capacitación en simulación de video en línea que se enfoca en la prevención de HAI para médicos, estudiantes de profesionales de la salud y defensores de pacientes. La capacitación destaca las prácticas e ideas de comunicación efectivas para crear una cultura de seguridad en las instituciones de salud.

Las HAI son una causa importante de enfermedad y muerte, y pueden tener devastadoras consecuencias emocionales, financieras y médicas. En un momento dado, aproximadamente uno de cada 25 pacientes hospitalizados tiene una infección relacionada con la atención hospitalaria.

Estas infecciones causan la pérdida de decenas de miles de vidas y le cuestan al sistema de salud de los Estados Unidos miles de millones de dólares cada año.

Estos factores aumentan el riesgo de HAI:

• Catéteres (circulación sanguínea, endotraqueal y urinaria)

• Cirugía

• Inyecciones

• Entornos de atención médica que no se limpian ni desinfectan adecuadamente

• Enfermedades transmisibles que pasan entre pacientes y trabajadores de la salud

• Uso excesivo o inadecuado de antibióticos

• Los pacientes con HAI comunes que ingresan a un hospital incluyen:

• Infecciones de la corriente sanguínea asociadas a la línea central (CLABSI)

• Neumonía

• Infecciones del sitio quirúrgico

• Infecciones del tracto urinario

• Las infecciones del tracto urinario asociadas al catéter (CAUTI) son algunas de las IHA más comunes.

A medida que progresan las actividades relacionadas con la calidad de la atención médica, es importante reconocer cómo se relacionan las IHA, el uso de antibióticos y la resistencia a los antibióticos.

La prevención de HAI conduce a menos enfermedades que requieren tratamiento con antibióticos, y el uso adecuado de antibióticos ralentiza el desarrollo y la propagación de organismos resistentes a los antibióticos que pueden ser difíciles de tratar.

Desde la década de 1940, los antibióticos han reducido en gran medida la enfermedad y la muerte, pero su uso también crea una presión selectiva que puede conducir a la resistencia. El uso generalizado e indiscriminado de antibióticos ha acelerado el desarrollo de organismos resistentes a ellos, lo que hace que muchos sean menos efectivos.

El uso juicioso de antibióticos es esencial si queremos retrasar el desarrollo de la resistencia y prolongar la vida útil de los antibióticos más necesarios.