¡Cuida tu piel!, para prevenir las consecuencias del transcurso del tiempo

A partir de los 35 años el óvalo de la cara empieza a desdibujarse y el cuello pierde firmeza. Foto: pinterest.es

SAN DIEGO.- A partir de los 35 años de edad el óvalo de la cara empieza a desdibujarse y el cuello pierde firmeza, y pasados los 40 la piel empieza a resecarse y perder firmeza.

Para revertir las consecuencias del tiempo en nuestra apariencia, la directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad en la Ciudad de México, Jatziri Chávez, nos da una serie de consejos útiles.

- Advertisement -

La dermatóloga comienza por explicarnos los problemas más comunes de la piel a partir de los 40:

Flacidez fácil. Se refiere a que la piel del rostro pierde elasticidad, reflejándose más a los 40 años y ocasionando la pérdida de la tensión, en el cuello aparece doble mentón, y la tensión también repercute en las mejillas y párpados.

Resequedad. Aparece por la disminución de estrógenos y progesterona y esto deriva en que las células cutáneas produzcan menos grasa. Con resequedad la piel luce mas seca y con menos luz o brillo.

Pérdida de densidad. Esto ocurre cuando la piel ya no se percibe y siente compacta, fuerte y consistente. Conforme pasa el tiempo disminuye el colágeno y la elastina, además de que la renovación de las células es mas lenta y la piel va perdiendo su grosor y se debilita.

La especialista explica que debido a la vida sedentaria y malas prácticas en el cuidado de la piel estos cambios son mas evidentes a partir de los 40 años.

Jatziri Chávez comenta la conveniencia de conocer qué necesita la piel para tratarla adecuadamente a base de productos antienvejecimiento.

“Los cambios por envejecimiento inician desde los 30 años cuando surgen las primeras líneas de expresión, llamadas gestuales, estas se producen en la capa intermedia de la piel o dermis, formada por una compleja estructura de fibras de colágeno y elastina que dan a la piel sus propiedades de elasticidad y densidad”, indica la dermatóloga.

Entre las acciones que se pueden tomar para combatir los problemas de la piel del rostro está la utilización el ácido hialurónico, que ayuda a redensificar la piel a través de la hidratación profunda.

Por otra parte, el Bio-Calcio ayuda a reestructurar la piel y recuperar la pérdida de la densidad.

Existe es un suero con doble fórmula que ha demostrado en exámenes clínicos la alta eficacia para reforzar la base cutánea, la cual ayuda a redefinir los contornos del rostro y trabajar a profundidad con la flacidez y las líneas de expresión profundas.

El Bi-Serum ataca los problemas de la piel en el rostro, cuello, contornos fáciles y doble mentón.

De acuerdo al sitio de Internet La Roche-Posay sea cual sea la naturaleza de tu piel se deben seguir algunas reglas de limpieza indispensables:

Conocer tu tipo de piel. Debes elegir los productos adecuados para tu tipo de piel, ya sea grasa o seca.

Cuidado con las zonas más sensibles. Por ejemplo los labios y ojos tienen una piel fina y frágil, que requieren de atención especial.

Limpieza suave. Los expertos recomiendan usar desmaquillantes fisiológicos para el cuidado de la piel sensible, para que se conserve su equilibrio.

Exfóliate. Hazlo una o dos veces por semana con un exfoliante eficaz que sea suave y que purifique tu rostro.

Hidrata tu piel. Es indispensable beber agua para mantener un buen nivel de hidratación.

Y no menos importante, protégete del sol, ya que acelera el envejecimiento del cutis, además evita el tabaco y el estrés.