Buscan cambios en el actual sistema de elección de oficiales del Condado de SD; presentan Medida

0
5

SAN DIEGO.- un grupo de líderes que representan a diversas organizaciones locales que integran una Coalición en el Condado anunciaron el lanzamiento de una Medida que obligue a que la elección de los funcionarios del Condado no se decida en las elecciones primarias, sino entre los dos candidatos mejor posicionados aparezcan en las boletas durante las elecciones generales de noviembre de este año.

Si los votantes lo aprueban, la medida aseguraría que todas las elecciones del Condado de San Diego se decidan en noviembre cuando la mayoría de la gente vote.

De hecho, El sistema actual permite a los candidatos ganar directamente en la primaria de junio cuando tan solo el 20 por ciento de la gente vota. La iniciativa haría que las elecciones del condado fueran consistentes con las elecciones para la ciudad de San Diego, al igual que las elecciones estatales (Asamblea estatal, Senado estatal) y federales (Congreso y Senado de Estados Unidos).

Ello se da luego de que a finales del año pasado el asambleísta y ex regidor local Todd Gloria impulsara la iniciativa AB 901 y la cual ya fue aprobada por la Asamblea Estatal.

Cabe recordar que el 5 de octubre del año que recién terminó, acudieron a la explanada del Registro de Votantes de San Diego, los asambleístas Shirley Weber y Todd Gloria, acompañados por representantes de diversas organizaciones comunitarias, solicitaron al gobernador de California que firmearay promulgara los proyectos de Ley AB 801 y 901, introducidas por ambos legisladores estales, en el orden correspondiente.

La esencia de la AB 801, de la cual es autora la asambleísta Shirley Weber, propone aumentar la Comisión de Redistritación Electoral a14 miembros titulares, en vez de los 5 titulares y 2 suplentes, que actualmente existen.

En la exposición de motivos se indica que la ley actual “requiere que la Comisión ajuste ajuste los límites” o fronteras de los distritos conforme a la representación que tienen los supervisores del condado y “adopte un plan de redistritación”.

En cambio, se afirma, “el proyecto de ley impondría restricciones para eliminar los conflictos de interés por parte de los comisionados y requeriría una mayor participación pública en el proceso de redistribución de distritos. Al aumentar los derechos sobre los funcionarios locales, el proyecto de ley impondría un programa local con mandato estatal”.

Por lo que se refiere a la AB 901, presentada por Todd Gloria, enfatiza en que se haga una enmienda o reforma al estatuto del Condado de San Diego para que los “los candidatos para las oficinas del condado especificadas sean elegidos en las elecciones generales”, que son las de noviembre y donde votan el mayor número de ciudadanos, recordó el legislador en conferencia de prensa

Y se precisa que “solamente los candidatos que reciban el número más alto o el segundo más alto de votos emitidos en la elección primaria aparecerían en la boleta como candidatos para esa oficina en la elección general subsiguiente. Este proyecto de ley haría hallazgos y declaraciones legislativas sobre la necesidad de un estatuto especial para el Condado de San Diego”.

Christopher Wilson, director asociado de Alianza San Diego y uno de los líderes comunitarios presentes en la conferencia de prensa, en entrevista con El Latino, consider entonces que lo que ha prevalecido hasta ahora es la falta de representación de los llamados grupos de minoría como son los latinos, negros y asiáticos, entre muchos otros, y en sí de la llamada diversidad.

“Esto se trata de democracia, y la democracia se sirve mejor cuando la mayoría de la gente participa”, dijo por su parte, Jeff Marston del Independent Voter Project (Projecto de Votantes Independiente), una organización sin fines de lucro dedicada a alentar a los votantes no partidarios a participar en el proceso electoral. “Esta medida asegurará que cuando se trate de decisiones importantes que afecten a nuestro condado, la mayoría de la gente participará en las urnas”.

La medida requeriría una segunda vuelta en noviembre de los dos primeros candidatos para Supervisor del Condado, Fiscal de Distrito, Alguacil, Registrador-Secretario del Condado, Tesorero-Recaudador de Impuestos y miembros de la Junta de Educación del Condado.

“El sistema actual del Condado les da más influencia a los intereses especiales en las elecciones de junio para estas importantes posiciones del Condado”, dijo Paola Martínez-Montes, directora de la Alianza de Californianos para el Empoderamiento Comunitario (ACCE) Action, una organización de base que lucha por cuestiones económicas, raciales y Justicia social. “Eso excluye a muchos votantes del proceso”.

En 2016, el 58 por ciento de los votantes aprobó la Medida K, lo que garantizará que todas las elecciones se decidan en noviembre para la Ciudad de San Diego.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.