Ejercicios quitapanza, una alimentación adecuada y disciplina complementan esta rutina para eliminar las odiosas “llantitas”

0
10

SAN DIEGO.- Si lo has intentado, seguramente habrás podido constatar lo difícil que resulta eliminar y tonificar la región abdominal, incluso si se hace mucho ejercicio. Cuántas personas conocemos que practican regularmente algún deporte y sin embargo lucen lo que se conoce como “panza cervecera”.

La razón es que es en la parte media del cuerpo donde tendemos a acumular el exceso de grasa, producto de una mala alimentación y otros descuidos, asegura el sitio mejor salud.com, que recomienda los siguientes ejercicios abdominales.

El tradicional: Sobre una colchoneta o tapete para ejercicios, acuéstate boca arriba, con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Luego, con las manos detrás de la cabeza, eleva un poco el tronco mediante la acción abdominal, manteniendo la columna recta y sin doblar el cuello para evitar lesiones. Realizar tres series de 10 a 20 repeticiones.

La plancha: Se ha vuelto muy popular porque está demostrado que en tan solo unos segundos puede trabajar todo el cuerpo. Apóyate boca abajo sobre los antebrazos y las puntas de los pies. Asegúrate de que los codos queden justo por debajo de los hombros y la espalda bien erguida. Trata de mantener el equilibrio por lo menos 20 segundos y realiza 5 series. Cuando ya tengas el nivel puedes llegar a aguantar hasta 1 minuto. Es muy importante que al hacerlo mantengas el abdomen contraído.

Patadas de rana: Apóyate en los glúteos y las manos en una superficie firme y coloca las piernas levantadas en el aire con las rodillas un poco flexionadas. Luego, mueve las piernas hacia atrás y hacia delante, al mismo tiempo que haces un movimiento para que ambas zonas se encuentren. El punto de unión será la pared abdominal donde se podrá sentir toda la tensión del ejercicio. Realiza de 10 a 20 repeticiones.

Elevación de piernas: En este ejercicio el truco consiste en mantener el vientre contraído mientras se elevan las piernas. Acuéstate boca arriba, con los brazos en la zona lumbar y las piernas bien estiradas. Manteniendo las piernas juntas, empieza a elevarlas, como si un hilo estuviera tirando de ellas desde el techo. Trata de mantener las piernas elevadas unos segundos sin perder la postura del resto del cuerpo y bájalas lentamente hasta la posición inicial.

Estiramientos: Muy recomendables para terminar la rutina. Acuéstate boca abajo con todo el cuerpo estirado y las manos apoyadas en el suelo. Ahora, levanta los brazos, de modo que la parte delantera del cuerpo se eleve hacia atrás con el abdomen contraído. Su función consiste en tonificar la parte abdominal pero también ayuda a que el cuerpo se recupere después de haber realizado los otros ejercicios de mayor intensidad.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.