Un museo del cine abrirá en su gran capital, Los Ángeles

Casi un siglo después de que surgiera la idea por primera vez, un museo dedicado a la magia del cine finalmente abrirá en Los Ángeles a finales del año que viene.

El museo de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, que entrega los premios Óscar, estará dedicado al pasado, presente y futuro del cine, ofreciendo a los visitantes una mirada al detrás de cámara y el arte detrás de estas producciones.

- Advertisement -

“Los Ángeles fue en un momento, y aún lo es en cierto punto, una de las mayores capitales de producción de cine, así que parece el lugar natural para tener un gran museo que garantice que el legado de la película perdure”, dijo Kerry Brougher, director de la institución.

Las famosas zapatillas rubí de Dorothy de “El mago de Oz”, una copia de un guión con notas de Gregory Peck para el drama “Matar a un ruiseñor” (1962), las puertas del café Rick’s en “Casablanca”, o la máquina de escribir usada por Joseph Stefano para escribir el guión de “Psicosis” de Alfred Hitchcock, formarán parte de la exhibición.

Diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano, el museo, que costó cerca de 400 millones de dólares, se ubicará en un edificio histórico, el Saban, que antes albergaba la tienda por departamentos May Company.

Contará con seis pisos que incluyen espacios de exhibición, un café, una tienda y un teatro con capacidad para 1.000 personas.

“El museo será un lugar de encuentro para los amantes del cine y atraerá a personas de todo el mundo para experimentar y profundizar aún más nuestro amor colectivo por esta forma de arte, accesible a todos”, indicó Dawn Hudson, directora ejecutiva de la Academia.

“Al igual que la experiencia de ver una película, la ida al museo será una especie de sueño despierto en el que los visitantes sentirán como si se hubieran deslizado a través de la pantalla para ver cómo se crea la magia”, declaró.

Grandes actores de Hollywood, incluidos Tom Hanks, Annette Bening y Laura Dern, se han involucrado en el proyecto, organizando eventos de recaudación de fondos y consiguiendo apoyo en Estados Unidos y en otras ciudades del mundo.

“Es una combinación de Louvre, el Museo de Arte Moderno [MoMA] y el Hermitage”, dijo Hanks a periodistas en referencia a los museos de clase mundial en París, Nueva York y San Petersburgo. “Todo el mundo que venga a Los Ángeles querrá ver lo que hay aquí dentro e invertirán aquí algunas horas”, acotó.

El museo abrirá con una exposición temporal dedicada a una retrospectiva del animador Hayao Miyazaki, cuya obra incluye “La princesa Mononoke” y la ganadora del Óscar “El viaje de Chihiro”.

Brougher expresó que además de rendir homenaje al genio de Miyazaki, la exposición también pretendía reflejar el alcance global del museo.

“Quería asegurarme de que salimos por la puerta con una figura internacional para mostrarle a la gente que este museo no va a ser sólo sobre Hollywood o el cine americano”, declaró a la AFP. “Me preocupaba que al estar en Hollywood y ser parte de la Academia, el museo pudiera ser visto como algo demasiado cercano a Hollywood y los Óscars”.

Jessica Niebel, curadora de la exhibición, dijo que esta retrospectiva, la primera de este tipo en Estados Unidos, llevará a los visitantes a un viaje temático por el mundo de Miyazaki, que tiene previsto abrir la exhibición, que incluirá 200 bocetos, ‘storyboards’, clips de películas.

“La animación juega un papel importante en el misterio del cine y a veces se pasa por alto”, afirmó Niebel. “Y Miyazaki es un genio y un cineasta que admiro porque está haciendo películas sobre la vida en general y lo que significa existir en este mundo”, opinó.