La conjuntivitis en los recién nacidos; con frecuencia los bebés presentan problemas en la vista

Es muy común que los recién nacidos presenten conjuntivitis en algún momento.

Los recién nacidos que muestren signos de conjuntivitis deben ser examinados por un médico de inmediato.

La conjuntivitis neonatal es el enrojecimiento de los ojos en recién nacidos causado por una infección, una irritación o la obstrucción de un conducto lagrimal. Cuando es causada por una infección, la conjuntivitis neonatal puede ser muy grave.

- Advertisement -

Síntomas y causas de la conjuntivitis en los recién nacidos

Los recién nacidos con conjuntivitis tendrán secreciones en los ojos del día uno hasta dos semanas después de su nacimiento. Tendrán los párpados hinchados, enrojecidos y sensibles. La causa de la conjuntivitis neonatal es con frecuencia difícil de determinar porque, en muchos casos, los síntomas no varían según la causa.

La conjuntivitis en los recién nacidos puede ser causada por una obstrucción en el conducto lagrimal, una irritación ocasionada por los antibióticos tópicos administrados al momento del nacimiento, o una infección ocasionada por bacterias o virus transmitidos de la madre al hijo durante el parto. Incluso las madres que no tengan síntomas (asintomáticas) al momento del parto pueden ser portadoras de bacterias o virus y transmitirlos al bebé durante el parto.

Los tipos más comunes de conjuntivitis neonatal incluyen los siguientes:

• Conjuntivitis de inclusión

(por clamidia)

• Conjuntivitis gonocócica

• Conjuntivitis química

• Otras conjuntivitis

neonatales

Prevención y tratamiento de la conjuntivitis en los recién nacidos

Para prevenir la conjuntivitis neonatal, las leyes estatales requieren que la mayoría de los hospitales les pongan gotas o una pomada a los ojos de los recién nacidos. Los hospitales antes usaban nitrato de plata, pero ahora usan principalmente gotas con un antibiótico, como eritromicina. Durante el embarazo y antes de dar a luz, las mujeres con herpes genital deben consultar con el médico las formas de minimizar las probabilidades de transmitírselo al recién nacido.

Los médicos podrían tratar con antibióticos las conjuntivitis neonatales causadas por bacterias. Esto dependerá de la gravedad de la infección y de la bacteria que la haya causado. Algunos antibióticos son una pomada o gotas que se ponen en el ojo (aplicación tópica). Otros se dan por la boca (administración oral) o por una vena (administración intravenosa). Los médicos podrían tratar la conjuntivitis del recién nacido con una combinación de antibióticos de aplicación tópica y antibióticos de administración oral o intravenosa. Se pueden limpiar los ojos del recién nacido con solución salina para quitar el pus que se acumule.

Si lo que causa la conjuntivitis es una obstrucción del conducto lagrimal, podría ayudar hacerle un masaje tibio y suave entre el ojo y la nariz. Si el conducto lagrimal no se abre al año de vida, el niño podría necesitar una cirugía.