¡Viva el Nuevo Rey!

Sin duda, Luka Modric conquistó –con toda justicia- el Botín de Oro, que lo acredita como el Mejor Jugador del Mundo en 2018, sino que venció a ‘dos vacas sagradas’ del fútbol internacional, el argentino Leonel Messi y el Portugués, Cristiano Ronaldo, que habían monopolizado este trofeo.

La verdad es que la victoria de Modric se une a un hecho incuestionable, la debacle, en comparación con sus pasadas glorias, del Barcelona y la salida de Ronaldo del Real Madrid, frente al croata que ha dado nuevos bríos a su selección nacional, que conquistó el segundo lugar y sólo fue vencido por los franceses.

- Advertisement -

Pero vale decir que aquel niño tímido, quien fuera pastor de cabras y posteriormente refugiado de guerra, ha adquirido una personalidad que lo tienen en el lugar de los grandes y en el podio de los ganadores.