“Inaceptable y decepcionante”, que el gobierno federal no haya aún localizado a padres separados de sus hijos, considera Juez

Foto-Cortesía: sercano.com

SAN DIEGO.- Transcurridas más de dos semanas que terminó el plazo que el Juez Federal de San Diego, Dana Sabraw, dio al gobierno federal para que resolviera el conflicto de separación de padres e hijos, el magistrado consideró que es “inaceptable y decepcionante” que el gobierno sólo haya localizado a menos de veinte de cerca de 500 padres que fueron deportados del país o liberados.

Aunque fue el propio juez federal referido quien emitió el 17 de julio una orden en la que prohíbe que el gobierno federal deporte a familias inmigrantes recién reunidas en un plazo de al menos una semana, pues dio un plazo al 26 de julio para que entregue a sus padres, los más de 2 mil niños detenidos, el hecho es que la orden no ha sido cabalmente cumplida.

- Advertisement -

De hecho, el 4 de agosto, Sabraw reconvino a la administración federal “por perder el rastro” de cientos de padres deporrtados sin sus hijos o que pueden localizar.

“La realidad es que por cada por cada padre que no esté localizado, habrá un niño huérfano permanentemente y eso es “100 por ciento responsabilidad” de la administración, dijo.

Pese a qu la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU por sus siglas en inglés) ganó una demanda en la que reclama la reunificación de los niños menores de 5 años de edad, que se debía cumplir, como plazo máximo, para el 5 de Julio y el resto (cerca de 2,500) para el 26 de Julio, la administración Trump no ha cumplido y aún cientos de familias separadas se encuentran dispersas y sin saber dónde se encuentran padres e hijos, mutuamente separados por las autoridades migratorias.

“El juez se niega a dejar que el gobierno se desoriente por el lío que causó”, dijo Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU.

Agregó que la administración Trump ha estado ocultando información que podría ser útil para localizar a estos padres y reunirlos con sus hijos.

“Cada día que el gobierno se ha sentado en esta información ha sido otro día de sufrimiento para estas familias”, dijo Gelernt.

En su parte medular la demanda presentada por ACLU, con sede en Nuev York ante la Corte del Distrito Sur de Estados Unidos en California, es muy precisa:

Cuestionan práctica

“La queja alega que los acusados tienen, como práctica a nivel nacional, de llevar a los niños lejos de sus padres sin una legítima justificación, sin demostrar que los padres estén poniendo en peligro al niño”.

Por el contrario, se indica, “los acusados infligen daño a los niños al arrancarlos de sus padres, con crueldad gratuita por parte de la Seguridad Nacional: El gobierno ha detenido rutinariamente a padres e hijos juntos, en centros de detención de inmigrantes familiares. Por lo tanto, el gobierno mismo no ha atendido el estatuto la separación familiar.