Piden liberar videos, familiares de afroamericano arrestado por la Policía de National City y deslindar su causa de fallecimiento

El activista Mark Lane ofrece detalles del caso durante la conferencia de prensa efectuada frente al Departamento de Policía de Chula Vista y el City Hall (Palacio Municipal) de National City. Foto: Horacio Rentería/El Latino SD.

NATIONAL CITY.- Para Tammy Davis su sobrino Earl McNeil era como su hijo y así le brindó su cariño.

Pero hoy Earl ya no está con vida y la causa real de su muerte sigue siendo tema de controversia para su familia y la opinión pública.

- Advertisement -

Por ello, la mañana del martes 31 de julio, miembros de su familia y de diversas organizaciones locales se manifestaron y recordaron el incidente ocurrido el 26 de mayo, cuando McNeil, quien al momento de su fallecimiento tenía 40 años de edad, fue arrestado por agentes de policía de National City y enviado a la prisión del condado administrada por el Departamento del Sheriff.

Aunque los familiares y la policía están de acuerdo en que al momento de su arresto, el hombre afroamericano observó la conducta típica de las personas que padecen enfermedades mentales, la pregunta que los manifestantes y su abogado Doug Applegate se hacen es ¿cuál fue el motivo de que hubiera  sido trasladado de emergencia al hospital de UCSD de Hill, luego de que hubiera sido rechazado en la cárcel del Departamento del Sheriff, posiblemente a causa de su enfermedad mental?.

Lo cierto, se indicó durante la expresión realizada frente a las oficinas del City Hall (Palacio Municipal), es que McNeil fallecería 16 días después del incidente, cuando se le habría tenido que quitar el soporte de vida por instrucciones de los médicos y con acuerdo de su familia.

Pero transcurridos 67 días del incidente, Tammy Davis dijo ante los representantes de los medios de comunicación que aún no podía hablar  “porque no estoy aliviada del incidente, por lo que voy a permitir que la gente que esta aquí, hable por mí”.

Con respecto a las dos reuniones que los miembros de la familia y su defensa han tenido con oficiales y el director del Departamento de Policía de Chula Vista, Jesús Rodríguez, en un escrito difundido por el abogado de la familia Doug Applegate, afirma:

“Sólo secuencia de eventos”

“El Departamento de Policía de National City dio solamente una secuencia de eventos del arresto, de observación y transporte a la cárcel del condado y su traslado al Hospital de UCSD en Hillcrest, todo en un periodo de 8 horas, de acuerdo a algunos medios de información”.

Sin embargo, indicó: “La Policía de proporcionó la cronología (de tiempos) ni proporcionó videos y puso solamente una breve grabación de audio”.

El activista Mark Lane señaló en representación de la familia que ésta última no se encuentra satisfecha con la respuesta que ha dado el Departamento de Policía  a esta demanda; por el contrario, agregó, están muy enojados.

“Brutalidad vs. gente de color”

En el mismo sentido, Yuseff Miller, miembro del Concilio de Relaciones Islámico-Americano de San Diego, coincidió en que los familiares lastimados por este incidente no han recibido la respuesta apropiada por parte de las autoridades.

Señaló que en este caso como el de Alfredo Lolongo y Raúl Rivera, entre muchos otros, “encontramos brutalidad e injusticia en contra la gente de color y nosotros  estamos reclamando por respuesta día tras día y reunión tras reunión, mientras el Concilio y el Alcalde guardan silencio”.

Con cartulinas en mano, los manifestantes, representantes de diversos grupos étnicos, reclamaron “justicia, transparencia y honestidad“ en este caso.

No obstante, el Jefe la Policía de National City, Manuel Rodríguez, afirmó en declaraciones respecto al caso que los familiares y sus representados no han mostrado disposición al diálogo.