Liberaron a la estudiante que la patrulla trajo desde Los Ángeles, en aparente represalia

0
8

Una juez federal dejó en libertad a Claudia Ruelas, una estudiante universitaria a quien la patrulla fronteriza de San Diego fue a arrestar hasta Los Ángeles y trajo al centro de detenciones de Otay en un acto que maestros y estudiantes angelinos calificaron de represalia.

Ruelas de 22 años de edad salió libre y de inmediato aplicó al programa de Acción Diferida (Daca).

La maestra Beth Baker, profesora de Ruelas, dijo a El Latino que Claudia es una dirigente juvenil y las autoridades habían arrestado a su madre; la joven movilizó una protesta y consiguió que liberaran a su mamá, pero menos de 24 horas después la patrulla fronteriza de San Diego la arrestó y la trajo a la frontera.

“La buscaron durante 24 horas hasta que la encontraron, a casi 170 kilómetros de distancia de la frontera; Claudia es una buena estudiante muy querida por sus maestros y compañeros, y en general por la comunidad inmigrante”, explicó la maestra.

En un confuso comunicado, la patrulla fronteriza informó que Ruelas había sido detenida en un operativo antinarcóticos, pero cuidó de no acusarla directamente de nada, excepto de tener una visa vencida.

Apenas la corte de inmigración en el centro de detenciones escuchó argumentos para ver si la dejaba libre bajo fianza, “la juez ordenó que saliera libre bajo palabra, sin tener que pagar ninguna fianza y con la oportunidad de aplicar para Daca”, informó la abogada Monika Yvette Langarica.

Es decir, que a la corte le tomó unos minutos desestimar las acusaciones que mencionaba la patrulla fronteriza en el comunicado.

Para conseguir su liberación, grupos de estudiantes viajaron varias veces desde Los Ángeles para protestar ante el curtel de la patrulla fronteriza en San Ysidro, primero, y luego ante el centro de detenciones de Otay, que administra una empresa privada.

La magistrado incluso rechazaron una petición de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para colocar a Ruelas un grillete electrónico con localizador global o GPS, para saber dónde se encontraba la joven a cada momento.

El maestro Enrique Rocha, también de Cal State Los Ángeles, dijo que la juez reconoció que Claudia Ruelas “es una joven excepcional, con fuertes vínculos con la comunidad, y que lo que hacen a ella afecta a toda la comunidad en la Universidad y en Los Ángeles”.

En cuanto a las acusaciones de la patrulla fronteriza, Rocha dijo que la juez “vio que Claudia no es ninguna amenaza para la sociedad, por el contrario, es una persona que aporta a la comunidad”.

Al salir libre Ruelas ya no habló con la prensa para evitar complicar su caso, pero agradeció mediante un breve video el apoyo de todas las personas que le apoyaron.

En cuanto salió, Claudia Ruelas aplicó para inscripción a DACA. Sus maestros y compañeros habían reunido en el estacionamiento del centro de detenciones la cuota que se paga para solicitar CADA.

Manuel Ocaño

Ellatinooline.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.