Duraznos blancos asados con crocante de miel y helado de vainilla

0
2

Tiempo de preparación: 10 minutos, más 20 minutos de enfriamiento

Tiempo de cocción: 25 min

Porciones: 8

• 1 taza de azúcar, dividida

• 1 ralladura de limón

• 4 duraznos blancos maduros pero firmes, en mitades y sin hueso

• 2/3 taza de agua, más 2 cucharadas aparte

• aerosol vegetal antiadherente (nonstick cooking spray)

• 1/3 taza de miel

• 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

• 4 tazas de helado Breyers Natural Vanilla, divididas

Calienta el horno a 425° F.

En un pequeño tazón, bate 3 cucharadas de azúcar con la ralladura de limón durante 1 minuto, o hasta que el azúcar esté perfumada y húmeda. Acomoda los duraznos con el lado cortado hacia arriba, en un plato para hornear de 13 por 9 pulgadas y añade agua. Espolvorea la mezcla de azúcar con limón sobre los duraznos y hornéalos de 25 a 30 minutos, o hasta que estén ligeramente blandos y hayan soltado su jugo.

Mientras tanto, rocía una ligera capa de aerosol antiadherente en una pequeña bandeja de horno.

En una olla mediana y sobre fuego alto, deja hervir el resto del azúcar, la miel y 2 cucharadas de agua, sin dejar de revolver. Reduce el fuego a mediano y cocina, sin revolver, durante unos 5 minutos, o hasta que el termómetro para caramelo llegue a 305° F.

Retira del fuego y agrega el bicarbonato y mezcla hasta que la preparación comience a hacer burbujas.

Pon delicadamente la mezcla caliente sobre la bandeja de horno preparada y deja enfriar. Rompe el crocante de miel en trozos pequeños y resérvalos en un recipiente hermético.

Toma 8 copas y coloca 1/2 taza de helado en cada una. Cubre con los duraznos asados y el jugo tibio. Espolvorea encima los trozos de crocante de miel y sirve de inmediato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.