Las Diferentes Caras del Hambre

0
10

La semana pasada escribí sobre 3 diferentes caras del hambre y cómo manejarlas de manera saludable. Continuo con las siguientes.

Hambre por Exceso de Carbohidratos. Ocurre poco tiempo después de comer una comida alta en carbohidratos. Cuando comes un exceso de carbohidratos, tu cuerpo los convierte rápidamente en azúcar. Esto aumenta el nivel de azúcar en tu sangre, rápidamente proporcionándote energía y el sentirte bien. Si el azúcar en la sangre permaneciera alto puede dañar tus células y órganos. Por lo tanto, este aumento de azúcar en la sangre requiere que el páncreas produzca suficiente insulina para bajar el alto nivel a niveles saludables. Si la insulina está funcionando correctamente, el nivel de azúcar en la sangre disminuirá rápidamente y esto creará una caída de tu energía. Cuando ocurra, no solo te sentirás letárgica o fatigada, sino que también sentirás hambre. ¿Por qué? Bueno, cuando el nivel de azúcar en la sangre llega a un nivel bajo, tu cuerpo querrá combustible de nuevo, incluso si solo es una o dos horas después de la última vez que comiste bien. Cuando tu cuerpo sienta la necesidad de combustible, deseará fuentes rápidas de combustible, que son azúcar y carbohidratos. Para controlar este tipo de hambre, debes reducir tu consumo de azúcar, de carbohidratos refinados y asegurarte que tus comidas tengan suficiente proteína y grasa. Las proteínas y las grasas retrasarán la liberación de azúcar en la sangre, evitando las caídas de energía y azúcar que pueden hacer que corras hacia el sillón, o necesites café o azúcar para tener energía. Hambre Emocional. Significa el usar la comida para calmar emociones. Por lo general no es hambre real, por lo que no estarás satisfecha con la comida, aunque comas mucho. Algunos ejemplos son cuando las personas se sienten solas y comen para sentirse mejor. Otras personas usan los alimentos como una forma de lidiar con emociones que no pueden entender o que no pueden manejar. Por ejemplo, las personas que han sido abusadas tienden a tener problemas con la alimentación emocional. Se sienten seguros y protegidos cuando comen (o al menos por un tiempo). Estas personas también pueden sentir que comer más les protege porque son más grandes y menos notorios o atractivos para otras personas. Sienten que el sobrepeso evitará que vuelvan a abusar de ellas. También se siente hambre emocional cuando se tiene una mente hiperactiva que está demasiado ocupada pensando o preocupándose. Estas personas encuentran alivio de su ansiedad a corto plazo cuando comen. Si sufres de este tipo de hambre, es importante que busques forma de manejar tu estrés. La próxima semana continuaré con otros tipos de hambre.

Si quieres recetas mexicanas para bajar de peso, visítanos en www.FlacaForever.com. Maru es Fundadora de Flaca Forever® y creadora de programas efectivos para bajar de peso, mejorar la salud y ser más feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.