Arrecia “campaña sucia” en vísperas de la elección del 8 de noviembre; Trump aprovecha declaraciones del director del FBI

WASHINGTON, D.C.- A una semana de que tengan lugar las elecciones presidenciales más esperadas en las últimas dos décadas, el clima político electoral entre los candidatos Demócrata y Republicano continuaba enrareciéndose.

El motivo fue el anticipo del director del FBI, James Coney, quien el viernes 28 de octubre notificó de la reapertura de la investigación a 8 presidentes del comités del Congreso de Estados Unidos, sobre un caso que él reconoció “no relacionado” con el de Clinton, cerrado en julio pasado.

- Advertisement -

El equipo de la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, arremetió hoy contra el director del FBI,

En una conferencia telefónica con periodistas, el jefe de campaña de Clinton, John Podesta, fue tajante y aseguró que “24 horas después” de la notificación sobre el nuevo paso en las investigaciones, “no hay una explicación real sobre por qué el director Comey tomó esa decisión”.

El magnate Donald Trump especuló durante su aparición de que que esos nuevos hallazgos del FBI sean parte de esos “33.000 correos eliminados” que no se encontraron en los registros a la ex secretaria de Estado.

No obstante, Es una gran insinuación, corta en los hechos”, reiteró respecto a la decisión de Coney, quien este viernes informó de la reapertura de la investigación a ocho presidentes de comités del Congreso basándose en un caso que él mismo reconoció “no relacionado” con el de Clinton, cerrado en julio pasado.

“No hay evidencia de mala conducta, sin cargos de delito, ninguna indicación de que esto está relacionado con Hillary”, agregó el jefe de campaña de la demócrata, quien advirtió además que, no obstante, la candidata no se va a permitir distracciones en este punto de la carrera presidencial.