Elegancia sobre blanco

0
14

Un año más, el universo de las estrellas de Hollywood no decepcionó, al convertir la alfombra roja de los Oscar en pasarela de tendencias, donde triunfo el contraste entre el blanco y el negro, que fueron los tonos más vistos, y el “glamour” llegó de la mano de la pedrería.

DESTACADOS. • La pedrería, preferida por muchas “celebrities”, marca tendencia en una alfombra roja bañada de blanco y negro, donde tonos poco usuales como el verde o el azul también se hicieron un hueco. • La oscarizada Olivia Spencer y Gwyneth Paltrow destacaron por su elegancia en blanco, mientras Jennifer López fue la más espectacular de la noche. • Una religiosa y el actor Sacha Barón Cohen, vestido como el protagonista de su próxima película “The Dictator”, sorprendieron en la alfombra roja.En una noche en que la que “The Artist” ha sido la gran vencedora, el blanco y negro en que se rodó esta película muda pareció inspirar la alfombra roja de la 84 edición de los Oscar de Hollywood, donde la pedrería Marc tendencia.Sandra Bullock fue el resumen del “look” de la noche, gracias a un elegante Marchesa de cuerpo blanco y falda negra con cola, que lucia con un impresionante fajín elaborado en pedrería y con pequeñas aplicaciones en los hombros.Aunque la satinada alfombra se rindió también a actrices como Penélope Cruz, Viola Davis o Glenn Close que brillaron con tonos poco habituales en la noche de los Oscar.

PEDRERíA, EL NUEVO “GLAMOUR”.La pedrería, que fue la gran tendencia de la noche, dio un toque de glamour no solo en los trajes sino también en los bolsos “clutch” y no desmereció con las joyas que las “celebrities” lucieron este año con más profusión que en ediciones recientes.Jessica Chastain, nominada como mejor actriz secundaria por “The Help”, recorrió la alfombra roja con un espléndido modelo de Sarah Burton para Alexander McQueen, con escote corazón y el cuerpo totalmente bordado en oro que se extendían por la falda.Pero sobre todo se vio en detalles y elaboraciones discretas como en las ondas de la falda de Cameron Díaz, de Gucci Premiere; el “total look”, desde Giuliana Rancic a la argentina Berenice Bejo o Milla Jovocich, con un Elie Saab de un solo hombro en blanco.

BLANCO OSCAR, ELEGANCIA ASEGURADA.El blanco, en sus diferentes tonos, fue protagonista de los estilismos más elegantes de la noche, en especial el de Gwyneth Paltrow, elegantísima con un traje de la intima colección de Tom Ford, con escote asimétrico y combinado con una espectacular capa recta.La ganadora del Oscar a la actriz de reparto, Olivia Spencer, también entre las mas elegantes combino un vestido en blanco roto con pedrería, obra de Tadashi Shoji, drapeado y que realzaba su rotunda figura.Muchas otras hicieron suyo el blanco, desde la ya citada Milla Jovovich a la joven Shailene Woodley, que eligió un sobrio y soberbio Valentino Couture, o Rooney Mara, vestida de Givency Couture.

DEL NEGRO AL ROJO.Por el negro apostaron muchas, aunque se llevó la palma Angelina Jolie, espectacular con un Versace Atelier en terciopelo, con una vertiginosa abertura que dejaba al descubierto casi toda la pierna y con los labios rojos como único adorno.La actriz y esposa de Antonio Banderas, Melanie Griffith también se dejá seducir por el negro en un traje salido de la aguja de Yves Saint Laurent con un hombro al descubierto.

PARA GUSTOS HAY COLORES.Sin embargo, muchas “celebrities” se “salieron del guión” y buscaron colores mas alternativos.Penélope Cruz se decantó por un elegantísimo vestido azul estilo princesa firmado por Armani Prive con cuerpo ceñido, escote tipo barco y una falda muy vaporosa que completó con pulsera, gargantilla y pendientes de Chopard.Una de las grandes ganadoras de la noche, Meryl Streep, que ha hecho historia por lograr su tercer Oscar, se paseó por la alfombra luciendo un modelo de Lanvin en lamé dorado, ajustado con un cinturón.Verde oscuro para Glenn Close, toda elegancia con la firma de Zac Posen, en un ceñido vestido con escote en “v” y cola en tren, que completó con chaqueta de esmoquin. También estupenda en verde la nominada como mejor actriz Viola Davis (“The Help”), de Vera Wang.Pero, seguramente, la mas espectacular de la noche fue Jennifer Lípez, cuyo estilismo nunca deja indiferente a nadie. Con moño alto, la actriz lució un Zuhair Murad inspirado en los años setenta en tono plateado de lamé, con cortes en las magas, que eran largas, opción que se ha visto varias veces en la alfombra y que podría convertirse en tendencia.

LA ALFOMBRA ROJA DE LOS ”OSCAR?

En una gala de contrastes, la alfombra roja de este año dejá dos imágenes cuanto menos poco habituales si no únicas. La primera fue la aparición de la madre Dolores Hart, vestida de monja, de riguroso blanco y negro.

La estadounidense Hart, que abandona la actuación para tomar los hábitos, acudió a la gala de los ”oscar por su participación en el corto documental “God is the Bigger Elvis”, que se fue sin premio.

La religiosa, que trabajo con actores como Montgomery Clift y debuto en el cine de la mano de Elvis Presley en “Loving You” (1957), se cruzo en la alfombra roja con el protagonista de la otra imagen poco habitual de la noche, Sacha Barón Cohen.

El actor británico se presento caracterizado como el General Aladeen, que interpreta en su próxima película, “The Dictator”, con lo que desafió a la “sugerencia” de la Academia de Hollywood de que no quería que apareciera de esa guisa en la gala.

Vestido con el uniforme blanco lleno de condecoraciones que utiliza su personaje, enorme barba negra y gafas de sol, Barón Cohen iba “custodiado” por dos guardias femeninas vestidas con traje militar.

Alicia García de Francisco/Carmen Rodríguez. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.